Los trabajos que desaparecerán en los próximos diez años

Los trabajos que desaparecerán en los próximos diez años

El progreso, los avances tecnológicos y el paso del tiempo modifican todo, incluso las fuentes laborales. Enterate cuáles son los tipos de trabajos que van a desaparecer.

El periodista Andrés Krom expuso un informe en el canal LN+ sobre los 10 trabajos que van a dejar de existir en la próxima década y explicó el porqué de cada una de esos cambios. Recordó que hace aproximadamente 100 años, existían trabajos que hoy nos pueden resultar extraños, como los colchoneros que iban casa por cada recargando el relleno de los colchones, los vendedores ambulantes de pescado o los desonilladores. Sin embargo, los trabajos se reinventan con el tiempo o sino ya dejan de cumplir su función positiva en la sociedad y pasan al olvido. El primer puesto está ocupado por los agentes de viajes debido a que, según Krom, “la gente tiene cada vez más control en las computadoras de cómo puede organizar su viaje, por lo tanto la figura del agente de viaje se está desdibujando”. Los cajeros de supermercados es el segundo tipo de empleo que podría llegar a desaparecer. En Argentina se viene usando cada vez más las billeteras digitales, los pagos electrónicos “y ya hay algunos super que te ofrecen la posibilidad de que el propio cliente pase su pedido sin tener que interactuar con nadie”, señaló el comunicador. El tercer lugar es para los bibliotecarios. “La industria editorial está totalmente devastada en nuestro país, las ventas han bajado un 70% en los últimos cuatro años y las bibliotecas públicas directamente luchan por la financiación”, describió el autor del informe. Los envíos y las facturas cada vez son más digitales y eso perjudicará a los carteros que van perdiendo su razón de ser. “Hay empresas como Amazon que ya están trabajando en drones que te dejen los paquetes dentro de tu casa”, fundamentó Krom. El puesto número cinco es para los cajeros bancarios los cuales, según el periodista, podrían llegar a desaparecer con mayor velocidad que los demás trabajos. “Estamos viendo que ya hay bancos absolutamente digitales, el avance del home banking y la gente no quiere ir a sufrir al banco, quiere resolver todo desde la tranquilidad de su casa”, opinó. El sexto escalón de este ranking es para los trabajadores textiles. Aquellas personas que tengan puestos no calificados o de calificación mínima serán reemplazadas por máquinas que se harán cargo del proceso de producción y fabricación de las prendas La impresión ocupa la séptima posición. El consumo de diarios de papel está cayendo sostenidamente en todo el mundo y esto seguramente afecte no sólo a los que imprimen sino también a los que los distribuyen e incluso a los propios periodistas. En el puesto ocho hay un trabajo que es muy caro al sentimiento de los argentinos: los árbitros. La FIFA viene incluyendo la tecnología en los campos de fútbol, el VAR es el máximo ejemplo de ello, y su avance podría llegar a producir que ya no se necesiten más jueces dentro de las canchas. El anteúltimo lugar es para los pilotos de aviones. El mercado busca reducir al mínimo al factor humano, por lo cual se están trabajando tecnologías para que los aviones se conduzcan solos y a lo sumo haya una sola persona que cumpla la función de asistente técnico a bordo. El último puesto es para los choferes, tanto de taxis, colectivos, camiones. "Está avanzando a pasos agigantados la tecnología de conducción autónoma. Este año, en Israel, Volkswagen va a hacer una prueba sobre el primer taxi autónomo”, informó Krom.