El ajuste de Cambiemos no perdona ni a los más chiquitos

El ajuste de Cambiemos no perdona ni a los más chiquitos

El Subsecretario de Niñez, Adolescencia y Familia de La Pampa reconoció que no lo sorprendió el recorte de $932 millones que Nación hizo en el área porque forma parte de un “mismo proyecto excluyente”.

“El recorte en las partidas presupuestarias de Niñez se vienen generando desde hace dos años”, informó Juan Pablo Bonino, Subsecretario de Niñez, Adolescencia y Familia de La Pampa. Así expresó que no es una novedad el recorte de $932 millones que realizó el Gobierno Nacional a las partidas que el Congreso Nacional había decidido destinar a la Defensoría, a la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia y a la Comisión Bicameral (encargada de la designación del Defensor de Niñas, Niños y Adolescentes). “El año pasado, el Jefe de Gabinete (Marcos Peña) hizo un recorte de $1200 millones en partidas de Niñez. En aquel momento planteamos las disidencias y que también el Presupuesto para el 2019 era menor. Se hablaba de un incremento del 20%, con una inflación del 45%. Se logró en el Congreso incorporar unas partidas adicionales para la Secretaría Nacional de Niñez y Adolescencia, la Defensoría y la Comisión Bicameral, que ahora, por una simple resolución administrativa, se eliminó de parte del Jefe de Gabinete”, describió el funcionario pampeano. Bonino afirmó que esta actitud de Cambiemos no es una sorpresa debido a que el área de Niñez y Adolescencia viene sufriendo restricciones en los recursos económicos y subejecuciones presupuestarias desde “hace tiempo”. A raíz de ello, anunció que están analizando la posibilidad, junto a otras provincias integrantes del Consejo Federal de Niñez y Adolescencia, de hacer una presentación porque la situación los preocupa en demasía. “Estas decisiones pasan y se mantienen, aún pese a los cuestionamientos mayoritarios”, agregó. Asimismo, el subsecretario aseguró que el recorte del presupuesto “no es casual” y responde a un mismo proyecto político que lleva adelante la gestión macrista. “Cuando asumió este gobierno se calculaba la pobreza infantil en un 40%, hoy hablamos al 51%, menores de 18 años y al 63% de niños y adolescentes que carecen de algún derecho. Y esto se enmarca con una política que también tiene que ver con la supuesta baja en la ley de imputabilidad, de darle más poder a las fuerzas policiales, contratación de pistolas Táser. Todo forma parte de un mismo proyecto, un proyecto excluyente, para pocos, que genera pobreza. Y esa pobreza, la única manera de contenerla, es con más represión”, manifestó. En ese sentido, Bonino se lamentó por las políticas que implementa Nación para con los más jóvenes porque la única manera de mejorar dichos índices es con más recursos. Consideró que la represión de derechos y de fondos van orientados en la misma dirección y busca que los organismos vinculados a mejorar la vida de los niños y adolescentes de nuestro país no tengan posibilidad de sostener políticas a lo largo del tiempo por medio de un trabajo sostenido que conquiste la ampliación de derechos.