El Gobierno Nacional sigue pateando para adelante el problema de la inflación

El Gobierno Nacional sigue pateando para adelante el problema de la inflación

El titular del Banco Central de la República Argentina dijo en su exposición en el Foro de Davos que no se podrá bajar la inflación en un año.

Otra muestra más de que el Gobierno Nacional viene engañando a la sociedad argentina con el tema de la inflación desde que asumió en diciembre de 2015, se dio durante la presentación de Guido Sandleris, titular del Banco Central, en el Foro Económico Mundial de Davos. El funcionario nacional admitió que no es posible bajar la inflación en un año y la definió como “el gran desafío pendiente”. “América Latina está mejor preparada que en el pasado para enfrentar un contexto internacional más desafiante”, opinó Sandleris pero inmediatamente se contradijo porque también definió a la situación actual a nivel global como más compleja y le echó la culpa por el desastroso año 2018 que atravesó la Argentina. Sin embargo, aseguró que se han corregido los desequilibrios que contenía la economía argentina, aunque sería bueno saber a qué se refiere porque cada día todo marcha peor, y en temas económicos más todavía. Sandleris está en el Foro junto al Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y mantuvieron reuniones con empresarios y distintas entidades para ver si logran que inviertan en nuestro país, de una buena vez. Aunque cada día parece más lejano ese objetivo, ya nadie confía en la gestión de Cambiemos. La problemática de la inflación que siempre es un tema latente en Argentina, a veces por influencia de los medios de comunicación y otras porque realmente existe, se ha convertido en una carga insostenible para el actual Gobierno Nacional. Macri dijo antes de ser presidente que era uno de los temas más fáciles de resolver y juró que en su gestión no iba a haber aumento general de precios. Pero desde que asumió viene prometiendo que la reducirá a un dígito, sin embargo la inflación cada año que pasa es mayor y los salarios son menores, su equipo económico había pronosticado que llegaría a un 15% como máximo en el 2018 y, según el Indec, alcanzó un 47,6%. Es obvio que Cambiemos no sabe resolver este asunto, o, lo que es más probable, no quiera hacerlo para seguir favoreciendo a los grandes empresarios amigos suyos.