Toda la campaña de Mac Allister se basa en cuestionar pero de propuestas ni habla

Toda la campaña de Mac Allister se basa en cuestionar pero de propuestas ni habla

El precandidato a gobernador por el Frente Cambiemos La Pampa estuvo de invitado en el programa matutino de Radio Nacional Santa Rosa y en vez de hablar de sus propuestas de campaña se dedicó a repetir el discurso crítico que le bajan de Nación sobre el Gobierno Provincial.

“Nos sentimos y pensamos diferente al gobierno provincial”, fue una de las primeras frases del “Colo”. Obvio que sienten y piensan diferente, porque el Gobierno Nacional prefiere el ajuste, el endeudamiento y el achicamiento del Estado, ante una gestión pampeana que se ha destacado por más de tres décadas en mantener sus cuentas equilibradas y en intervenir en favor de los más desfavorecidos, para que no sean aprovechados por los actores más grandes. Y eso no es “un modelo agotado, que no genera trabajo, no derrama riquezas”, sino que por el contrario, brinda oportunidades laborales para los pequeños y medianos emprendedores, y también para los productores, a través de créditos subsidiados, obras y diálogo constante. Mac Allister culpó al Gobierno de La Pampa porque el conglomerado Santa Rosa-Toay posee tasa más alta de desocupación en el país. Pero ya todos saben que tal situación es producto de las políticas económicas implementadas por el macrismo a nivel nacional. La gente pampeana que se quedó sin trabajo en los últimos tres años en nuestra provincia fue porque cerraron fábricas e industrias privadas, porque fueron despedidos de dependencias nacionales como INTA, Subsecretaría de Agricultura Familiar, Télam, Senasa, entre otras, y porque la actividad en la construcción bajó considerablemente. Ahí el Gobierno Provincial puede hacer muy poco, sino basta con observar el panorama en el resto de las jurisdicciones argentinas donde la coyuntura es similar en cuanto a desocupación y falta de trabajo. Por otro lado, el ex futbolista opinó que hay que “modernizar y transparentar” al Estado, para lo cual propone “cuentas on line, firma digital, manual de funciones, de operaciones, datos abiertos”. Justo él, que estuvo al frente de la Secretaría de Deportes de Nación y su segundo a cargo, Orlando Moccagatta, fue denunciado por hacer negocios con la plata destinada a subsidios de los clubes en beneficio de una empresa de piletas en la que tuvo un alto cargo. Repitió el argumento del Gobierno Nacional en referencia a la segunda parte de la obra de Los Daneses, la cual según ellos falta que La Pampa presente el proyecto, pero este ya fue presentado durante una gestión provincial anterior y, al parecer, lo extraviaron en Nación, pero eso no es culpa de los pampeanos. Además, Nación se había comprometido a financiar el 100% de la construcción y al tiempo de asumir la presidencia, Macri quiso que La Pampa ponga el 30% de los fondos. Del mismo modo, inculpó al gobernador Carlos Verna, sin nombrarlo, por el acto de agresión que sufrió el presidente de Argentina en su última visita a nuestra provincia. “No se puede estar instigando a que venga un presidente de la Nación y se lo reciba a piedrazos o a huevazos, que venga el ministro Buryaile a General Acha y lo increpe delante de las cámaras, que venga el ministro Bergman y hacerle dos videos virales para que quede ridiculizado en todo el país, no se puede no acompañar las leyes más importantes que sacó la Argentina, no se puede no dejar entrar programas nacionales”, enumeró el “Colo”. Primero, no fueron piedrazos los que les tiraron al auto presidencial cuando salía del aeropuerto santarroseño, y fue la acción individual de un solo sujeto. Buryaile no fue increpado sino que Verna le preguntó por qué se llenaban la boca hablando de federalismo y no permitían que La Pampa comercialice carne con hueso al sur del río Colorado. Los videos que cuestionaban a Bergman no fueron hechos para ridiculizarlo sino para reclamarle porque no había ayudado a los ruralistas que habían sufrido el incendio de sus hectáreas de campo, el propio rabino se ridiculiza solo cada vez que se disfraza de planta. Las leyes que no fueron acompañadas por los legisladores pampeanos son aquellas que perjudicaban los intereses y derechos de todos los pampeanos, como por ejemplo la que proponía la quita del plus patagónico, la que buscaba que las cooperativas paguen ganancias. Los representantes de La Pampa están para eso, defender a su provincia y no obedecer mandatos de un poder superior. Y en relación a los programas de Nación hay que decir que cada vez son menos los que nos llegan: sacaron los CAJ, CAI, Orquestas, sacaron el programa “Médicos Comunitarios”, entre otros, y en ambos casos el Gobierno Provincial se seguirá haciendo cargo para que esos trabajadores no se queden sin su fuente laboral. Por enésima vez, el candidato de Macri afirmó que se está por empezar a construir la autovía en la ruta nacional 5 y sacó a relucir que, supuestamente, se harán obras de remodelación en el aeropuerto capitalino. Pero lo que gente quiere y necesita es que les arreglen los alteos y los pozos de las rutas nacionales como corresponde, que hagan viviendas, escuelas y hospitales. En ese sentido, la Nación no está presente en La Pampa. Otro tema fue el de la construcción de los cuatro jardines de infante que habían prometido. Ahora parece que el Gobierno Nacional estaría por acordar con algunas provincias, entre ellas la nuestra, que va a transferir el 100% de los fondos para que cada jurisdicción licite y ejecute las obras. Pero el anuncio oficial de Cambiemos había sido que harían 3.000 jardines en todo el país, y no llegaron ni a la mitad. De hecho en La Pampa no finalizaron ninguno de los cuatro que prometieron. “Acompaño las cosas que se hacen bien, como tener una provincia sana y tener los sueldos al día”, destacó Mac Allister, al tiempo que manifestó que cuando se gobierna no se debe hacer favoritismos según el signo político. Ese es un consejo que se lo debiera dar a Macri, que destina más recursos y obras a los gobernadores que le son fieles como Gerardo Morales de Jujuy o Alfredo Cornejo de Mendoza, pero a los que no obedecen sus caprichos de nene bien los discrimina e ignora, como nos pasa a los pampeanos desde hace tres años. El precandidato volvió a meterse con la lucha por los recursos hídricos que organizaciones ambientales y políticos de La Pampa llevan adelante hace décadas, y consideró que el río Atuel y Portezuelo del Viento son dos cosas diferentes. “El Atuel es la lucha de todos los pampeanos y siempre acompañamos la causa. Una cosa es el Atuel y otra es Portezuelo, donde nosotros consideramos que es una obra que nos puede dar energía, la seguridad de tener una determinada cantidad de agua y mucha mano de obra”, precisó. Los estudios realizados por el Gobierno Provincial y la Universidad Nacional de La Pampa señalan que la represa generará menos energía de la que dicen los mendocinos, disminuirá gravemente el caudal del río Colorado y dará trabajo sólo a los cuyanos. Consideró que la intervención del Estado en distintos mercados y de las cooperativas que brindan servicios de calidad y a bajo precio no es una forma de controlar los precios. Pero la experiencia indica que sí, y a modo de ejemplo sólo basta con citar los productos lácteos “Mamuu” que produce y comercializa el Gobierno Provincial, los cuales están teniendo un éxito rotundo y obligó a que La Anónima (cadena propiedad de la familia de Marcos Peña) bajara el precio del litro de leche de $26 a $14, y eso favorece a la gente. “Han hecho alguna Sapem para sacar al Tribunal de Cuentas de los controles, ojo con las cuentas”, tiró a la pasada, sin mencionar que su propia hermana es la que está a cargo de dicho tribunal y han denunciado a varios intendentes oficialistas por facturas truchas sin que el Ejecutivo provincial intervenga. Respecto a Santa Rosa dijo que ve “una ciudad que todavía le falta mucho para volver a ser la que era, veo un intendente que le tocó una ciudad destruida, que está empezando a hacer cosas y también le vendría muy bien tener cuatro años más de mandato porque ahora con el financiamiento de Nación va a poder hacer el Plan Director”. Bien lo dijo el Colo, “está empezando”, pero el problema es que va lleva tres años de gestión Altolaguirre, tendría que estar terminando algo aunque sea, no empezando. También es cierto que él no destruyó la ciudad pero sí colaboró al deterioro con su inoperancia y desidia. “Este presidente está mandando los fondos de las cajas previsionales, entonces es otro logro que La Pampa tuvo”, pero esta conquista fue gracias al ímpetu del Gobierno de La Pampa que negoció políticamente con Nación por un largo tiempo y como teníamos razón no les quedó otra que aceptar. Sin embargo, todavía el reclamo no termina porque falta que se hagan las auditorías correspondientes al período 2009-2014 y que Nación acepte pagarle el déficit 2017 a La Pampa como lo hizo con otras cinco provincias a las que ya les abonó. Como puede verse, Mac Allister hace campaña sin proponer nada, sólo criticando para desorientar al electorado. El discurso es el mismo que suelen repetir los funcionarios nacionales cuando se acuerdan de que La Pampa existe, todo armado, guionado, falso y con claras muestras de ignorancia sobre nuestra provincia. Por suerte cada vez más gente los va desenmascarando y no les cree nada.