La demanda de energía eléctrica en localidades pampeanas cayó un 10% en diciembre

La demanda de energía eléctrica en localidades pampeanas cayó un 10% en diciembre

Desde la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE) estiman que está relacionado al descenso de la actividad económica y el tarifazo.

La demanda de energía eléctrica bajó un 10% durante el último mes de diciembre en comparación con el mismo mes del 2017, reveló el gerente comercial de la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE), Luis Usero. Usero definió a la situación como “toda una crisis”, ya que durante el 2018 se consumió un 3,5% menos de energía que en el 2017. La CPE abastece, además de Santa Rosa, a Toay, Catriló, Anguil, Uriburu, Lonquimay y La Gloria. Un informe de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec), elaborado con datos de Cammesa, afirmó que el aumento en el precio de las tarifas de luz que aplicó el Gobierno Nacional desde que asumió el poder se sintió con mayor ímpetu en el segundo semestre del año pasado y repercutió en la demanda del servicio. En la CPE local el cimbronazo también se empezó a sentir desde junio pasado, principalmente en los consumos residenciales que comenzaron a mostrar cifras negativas en relación a la demanda mensual del 2017. “Las temperaturas de este último diciembre fueron muy similares a las del mismo mes de 2017, con lo cual la explicación no estaría ahí. Se trata de una caída muy alta, entonces, si uno analiza cómo evoluciona el índice, tanto del mes a mes, como el del último año, la tendencia, a partir del mes de junio, es de registros negativos permanentemente hasta diciembre”, consideró Usero. Asimismo, el gerente estimó que la caída del consumo se debe a la baja en la actividad económica en general y el incremento del precio de la luz. “La actividad económica se está viendo en menores puestos de trabajo, caída de la actividad comercial, salarios que no acompañan el aumento de los precios y capacidad ociosa de la industria. Cuando analizamos la facturación, la venta de energía, uno empieza a ver que disminuye en el sector residencial, comercial e industrial. Y tampoco son las LEDs”, expresó. Del mismo modo, diferenció entre la caída del consumo residencial y el industrial, porque en este último sector la baja viene desde hace varios meses. “En los usuarios residenciales, el consumo anual cayó el 2,3 por ciento. En el comercio cayó 2,2. Y el comercio tiene registros negativos desde hace 26 meses. Y cada vez es menos el consumo. La industria cayó el 6,9% con registros negativos prácticamente ininterrumpidos desde hace más de 30 meses”, detalló. Por si fuera poco, el Gobierno Nacional tiene planeado volver a aumentar la tarifa de luz este año por lo que habrá menos consumo aún. Usero aseguró que se está en medio de “una crisis” y comparó la situación de hace tres años con la actual. “La CPE, hasta diciembre de 2015 vendía cada año un 4,5% más de energía. Después de la crisis de 2001 empezó el crecimiento de la demanda de energía en forma sostenida, con promedio de 4,5 anual, pero si en lugar de subir caés 3,5%, la brecha es 8 puntos porcentuales. Para la cooperativa es realmente preocupante que disminuya la demanda, porque se rompe el equilibrio de la actividad”, concluyó.