Metileo y Vértiz: las obras funcionan y no corren riesgo los pueblos

Metileo y Vértiz: las obras funcionan y no corren riesgo los pueblosMetileo y Vértiz: las obras funcionan y no corren riesgo los pueblosMetileo y Vértiz: las obras funcionan y no corren riesgo los pueblosMetileo y Vértiz: las obras funcionan y no corren riesgo los pueblos

El intendente de Metileo, Juan Carlos Pavoni, explicó que pese a una importante masa de agua proveniente desde el norte se acercó a la localidad en los últimos días, el correcto funcionamiento de los canales de desagote que se hicieron a fines del año pasado hacen que el casco urbano no corra riesgos de inundación.

“En la anterior época de lluvias el nivel de los canales llegó a un 90 por ciento, con las tareas que se hicieron bajó a un 20 y en la actualidad, con el agua que entró, se encuentra en un 50 por ciento”, explicó Pavoni, quien igualmente controla permanentemente la evolución de la situación acompañado por los técnicos del Gobierno Provincial que están en la zona. Los canales de desagote, que en su momento se limpiaron y se profundizaron con máquinas del Gobierno Provincial, son los que evitan que el agua ingrese al pueblo. Pavoni mostró igualmente su preocupación por el estado de algunos campos que actualmente están inundados y antes no lo estaban, algo por lo que responsabilizó a la demora de Nación para concretar la segunda etapa de la Obra de los Daneses. “Si esa obra estuviera en funcionamiento el agua se iría más rápido. Eso nos salvaría un poco y nos permitiría trabajar en la red terciaria, algo que hoy está demostrado que no puede hacerse porque no hay piso”, afirmó. La Provincia, vale recordarlo, le exigió al Gobierno Nacional que apure la concreción de la segunda etapa de dicha obra, ya que en junio de este año le entregó toda la documentación referida al Proyecto Ejecutivo que posibilita el llamado a licitación y posterior contratación, pero todavía no hay respuestas. Vértiz Por su parte, el intendente de Vértiz, Luis Giacomino también informó que el trabajo de los canales de desagües es correcto, aunque en un tramo se produjo un desborde que mandó agua a la ruta. Para eso, y en prevención, se colocó una bomba arrocera que envíe más rápidamente el excedente a los cauces y haga que el escurrimiento continúe en forma normal. “Estamos monitoreando permanentemente con la gente de Provincia que llega”, tranquilizó Giacomino, intendente de una de las localidades más afectadas un primer momento por la llegada de agua proveniente del noreste y de las copiosas lluvias que cayeron en la provincia, pero que a partir de la realización de obras de canalización y desagote –más allá de que el agua sigue estando- no volvió a correr riesgos de inundación.
Rutas cortadas: el Gobierno Provincial cumple, Nación NO
Urtubey, duro con Cristina:
“Que Altolaguirre haga todas las denuncias que quiera”