La Pampa; una de las mejores provincias para vivir

La Pampa; una de las mejores provincias para vivir

Sus indicadores sociales y económicos la ubican en los primeros puestos a nivel nacional. Sin embargo, las políticas de Cambiemos repercuten negativamente y hacen bajar esos logros.

Un informe elaborado por el ex Director General de Estadísticas y Censos de la provincia de La Pampa, Roberto Daniel Rodríguez, donde analiza un gran grupo de variables que hacen a la calidad de vida demuestra que nuestra provincia es una de las mejores para vivir en toda Argentina. La tranquilidad y la seguridad públicas son características que siempre han distinguido a este territorio y que suelen resaltar quienes conocen la provincia por primera vez. Asimismo, hay otros indicadores más importantes aún que también nos destacan a los pampeanos. Algunos de ellos son: -IDH (Índice Desarrollo Humano): con 0,85 es quinta en el ranking de mejor índice. -Esperanza de Vida 2010: varones 73,1 años, mujeres 79,5 años (agregando 4,95 años y 4,36 años, respectivamente, entre 1990 y 2010). Es el 6° valor en varones y el 12° en mujeres a nivel país. -Mortalidad infantil: con 7,9 muertes por mil nacidos vivos se ubica en 6to. lugar. -Mortalidad Materna: junto a Santa Fe y CABA tienen la más baja del país; 1,9%. -Distribución del ingreso (Gini): con un índice de 0,359 es la 6ta. mejor ubicada. -Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI): 5,7% en personas. Primera mejor posicionada. -Reducción NBI últimos 30 años: -74%. Primera en reducción. -Hacinamiento Crítico: 3,4%. Segunda mejor posicionada. -Calidad Constructiva de las viviendas 76,3. Cuarta mejor posicionada. -Viviendas deficitarias: con el 5,1% es la 2da. con menor cantidad. -Cobertura en salud de la población pampeana: 4to. lugar con 65,4% en varones y 70,0% en mujeres. -Cobertura en salud mayores 65 años: 95,5 %. Primera mejor posicionada. -Pobreza personas: 26,3 % (pobreza nacional 27,3%). -Indigencia: 4,2 (indigencia nacional 4,9%). -Desocupación Aglomerado S. Rosa-Toay: 13,1 %. -Trabajo no registrado: 26,2% (índice región pampeana 36,2%). -Analfabetismo jóvenes 18 a 29 años: 0,8 % (total país 1%). -Salud de la población: el 14% tiene salud regular o mala (la más baja del país). -Actividad física de la población: con el 60% ocupa 3er. lugar entre las provincias. -Prevalencia de obesidad la más baja con 16,5%. -Tamaño medio de los hogares: 2,9% la 2da. más baja del país. -Tasa fecundidad madre adolescente con el 6,0% es la 6ta. entre las provincias -Utilización de computadora entre 6-19 años es de 81,5% (el más alto). -Aumento 2001-2010 en servicio de gas 15,3% (2da. en el país) llegando al 85,8% de los hogares. -Aumento 2001-2010 en servicio de cloacas 14,1% (4ta. en el país) llegando al 60% de los hogares. -Aumento 2001-2010 en servicio de agua de red 4% llegando al 88% de los hogares. -Disponibilidad de computadora en el hogar 47,7 %. -Disponibilidad de celulares en el hogar 89,9 quinto lugar entre provincias. -Endeudamiento cero del estado provincial. Estos casi 30 índices dan cuenta de que La Pampa se destaca en Argentina por ser una de las jurisdicciones que mejor calidad de vida brinda a sus habitantes en diversos temas, ya sea vivienda, salud, educación, distribución de ingreso, etc. Pero más allá de todo, nuestra provincia pertenece a un país donde hay un gobierno central que toma decisiones e implementa políticas que afecta a todo el territorio nacional, guste o no. Y desde hace tres años Cambiemos viene haciendo retroceder las conquistas logradas por los distintos distritos, pero en el caso de La Pampa es aún mayor ese daño porque Nación nos discrimina y nos castiga por no alinearnos con su proyecto de ajuste. La crisis económica generada por Macri también hace cerrar empresas acá, también produce inflación, pérdida del poder adquisitivo, aumento de los servicios públicos, incremento de la desocupación. Lamentablemente esta decadencia seguirá ocurriendo, por lo menos, durante el 2019 y luego llegará el momento, si cambia el poder de turno, de hacer un relevamiento de los cuantiosos daños ocasionados por el neoliberalismo. Las políticas de un gobierno provincial para paliar estas situaciones ayudan pero nunca llegan a ser suficientes, obviamente. Pero por suerte estamos en épocas electorales, que siempre es una oportunidad para torcer el rumbo. Es momento de exigirles a los candidatos de todos los partidos que expliquen cómo piensan mejorar esos índices que destacan a La Pampa, principalmente a los que representan a Cambiemos porque son las medidas de su partido las que llevaron a este estado de situación grave y sería interesante saber si van a defender los intereses de los pampeanos o harán todo lo que le manden desde Nación.