Vecinos de La Adela y Río Colorado no confían en Portezuelo del Viento

Vecinos de La Adela y Río Colorado no confían en Portezuelo del Viento

Una nota del diario Río Negro analiza el caso de la represa y postula los argumentos pampeanos e incluye las opiniones de vecinos de la zona.

Los habitantes de La Adela (La Pampa) y Río Colorado (Río Negro), localidades que están separadas sólo por un puente que cruza el río homónimo, expresaron su temor ante el efecto negativo que puede llegar a producirse en la región si Portezuelo del Viento se construye como quiere Mendoza. Asimismo, admitieron su desconfianza sobre los resultados del estudio de impacto ambiental que la provincia cuyana encargó a técnicos de la Universidad Nacional del Litoral y la Universidad Nacional de La Plata, con quienes se reunieron días atrás, según informó el diario Río Negro. Los profesionales informaron a los vecinos que el embalse podría tardar más de dos años en llenarse y que los controles serán fundamentales para que el dique no dañe a la flora y fauna del Colorado. Sin embargo, el periódico publicó que “del debate con los vecinos surgió que aún no están claros los roles para los controles del funcionamiento de la represa”. Las personas presentes en el encuentro habrían expresado su miedo que las producciones hortícolas, ganaderas y la calidad del agua del río puedan ser seriamente dañadas por Portezuelo. “Una vez que esté hecha la represa no es creíble que tarden hasta 3 años en llenarla, por más que el Coirco esté en el medio y las normas lo apañen. Tenemos muchas dudas sobre el accionar de los mendocinos. Incluso si van a seguir los años malos con poco agua, para que hacen la obra, porque en teoría parece que no van a poder llenar la represa”, manifestó uno de los habitantes. El estudio de impacto ambiental realizado por Mendoza ya había sido refutado por el gobierno pampeano y profesionales de la Universidad Nacional de La Pampa, quienes argumentaron que los técnicos que lo hicieron no visitaron nunca la zona donde se planea construir la hidroeléctrica y en sus conclusiones no dejan en claro cuáles serían los impactos de los que hablan en el informe elaborado. “La objeción del gobierno pampeano es que el impacto ambiental de esa iniciativa afectará al río Colorado, de tal modo que éste podría cambiar su cauce. Acusan a Mendoza de hacer ‘un manejo mercantilista del agua'”, indicó la nota del medio citado. El artículo también afirma que los gobiernos de Neuquén, Río Negro y Buenos Aires avalan el proyecto de Portezuelo. Según la crónica, el caudal histórico del Colorado en temporada alta siempre fue entre 140-180 m3/s, pero descendió a 70m3/s en los últimos años debido a la escasez de nieve en la Cordillera de los Andes, y si se construye Portezuelo del Viento se corre riesgo de que ese caudal descienda en un 50%. Siempre hay que recordar que La Pampa no se opone a la construcción de la represa sino que se opone a que la misma sea manejada por Mendoza de manera unilateral, sin participación de las demás jurisdicciones que también integran la cuenca. Los pampeanos sabemos que no se puede confiar en la provincia cuyana porque es egoísta y sólo vela por sus propios intereses, por suerte parece que los habitantes de La Adela y Río Colorado también tienen bien claro eso.