Frigerio le echó la culpa de los aumentos a las provincias

Frigerio le echó la culpa de los aumentos a las provincias

El Ministro del Interior afirmó que ahora la responsabilidad de la suba en transporte y servicios públicos está en manos de las provincias.

Rogelio Frigerio, Ministro del Interior de la gestión de Mauricio Macri, aseguró en una entrevista con el diario Ámbito Financiero que "en la mayoría de los aumentos que se plantean la responsabilidad ya no es más del Gobierno nacional sino de las provincias. El transporte intraurbano y la distribución del servicio eléctrico son responsabilidad de los gobiernos provinciales. Ahora también lo son los subsidios en estos dos sectores". Asimismo, añadió que "el agua y muchos de los peajes que se cobran, también son responsabilidades que exceden el manejo del Gobierno nacional. El transporte ha subido en todas las provincias, de distinta manera, acompañando el proceso inflacionario. Lo mismo pasó con la tarifa eléctrica que también es distinta en cada provincia y acompañó la inflación. Lo mismo las tarifas de agua y cloacas". Es obvio que el costo en el transporte y los servicios públicos tienen relación con el proceso inflacionario reinante, pero también hay que decir que esa inflación se produjo por la incapacidad de Cambiemos para manejar la economía nacional. Aunque la eliminación de los subsidios en estas áreas resultó determinante para que las tarifas que deba pagar la gente se vuelvan muy costosas y haya muchos ciudadanos que no le pueden hacer frente. Por otro lado, el funcionario repitió el discurso oficialista de que lograron cambios en el país que ningún gobierno había hecho y deseó la reelección del presidente Macri para otro mandato. Al ser consultado sobre el desdoblamiento de elecciones, principalmente en provincia de Buenos Aires, sostuvo que "todas las decisiones de estrategia electoral que tomemos tienen que apuntar a la prioridad mayor que es lograr la reelección del Presidente". En ese sentido, puntualizó que durante este año no deberían generar una nueva crisis financiera como la del año pasado y tendrían que lograr bajar la inflación; objetivos casi imposibles para un gobierno que debe responder ante sus amigos, que casualmente son los más ricos y poderosos del país. Luego mencionó los que, a su parecer, fueron conquistas de Cambiemos en sus tres años de gestión nacional: “Haber recuperado el Estado de derecho, haber empezado a reconstruir la República, la división de poderes, la Justicia independiente, haber transparentado la gestión, combatir el narcotráfico y las mafias, integrar de forma inteligente a la Argentina al mundo, pasamos de importar a exportar gas, terminamos con la matriz de corrupción en la obra pública, y empezamos a decir la verdad en el Estado”. Todas mentiras…cada vez los ciudadanos poseen menos derechos porque se los fueron quitando con las políticas implementadas, nunca hubo tanta dependencia de los poderes legislativo y judicial para con el Poder Ejecutivo, uno de sus intendentes está procesado por narcotráfico, los inversores extranjeros no confían en arriesgar su dinero en Argentina por la inestabilidad económica que presenta, el gas se empezó a exportar porque la gente consume menos debido a que no puede pagarlo entonces se comercializa ese excedente, y no terminaron con la matriz de corrupción en la obra pública sino que directamente terminaron con la obra pública porque las promesas de hospitales, escuelas, rutas y viviendas que hicieron quedaron en la nada; y La Pampa fue una de las mayores perjudicadas en ese sentido.