El Gobierno Nacional eliminó la tarifa social de luz y en La Pampa el aumento del servicio llega al 60%

El Gobierno Nacional eliminó la tarifa social de luz y en La Pampa el aumento del servicio llega al 60%

El Presidente Macri afectó a los pampeanos por partida doble ya que eliminó el subsidio que beneficiaba a 12.300 personas y también subió el precio de la energía eléctrica.

A partir de ayer 1 de enero empezó a regir la eliminación de la tarifa social y el aumento en la energía eléctrica que decretó el Gobierno Nacional de Mauricio Macri. En La Pampa, eso significa que un total de 12.300 usuarios de la CPE dejarán de percibir el beneficio del 40% en el monto final de su factura por este servicio. Asimismo, todos los asociados a la Cooperativa Popular de Electricidad sufrirán un aumento de aproximadamente el 60% en el precio de la luz. Es decir que aquellas personas que además del aumento se quedarán sin la tarifa social tendrán un incremento de casi el doble en lo que venían pagando. Sin embargo, Luis Usero, gerente de la CPE, confía en que el Gobierno Provincial ayudará a la entidad solidaria. “Lo que se sabe es que este subsidio desaparece. Y se pretende que las provincias cubran ese aporte. Cuando se discutió el presupuesto en Buenos Aires, originalmente lo estaban trasladando a los municipios. Después, producto de las negociaciones antes de la programación, cambió y quedó que la provincia lo iba a financiar. Pero cada provincia tomará una posición al respecto. Seguramente aparecerá un acto administrativo de APE (Administración Provincial de Energía) que establezca el nuevo cuadro tarifario y nos dará claridad acerca de si la tarifa social va a tener continuidad o no, y si la tiene, bajo qué condiciones”, detalló el cooperativista. A pesar de que en un primer momento el Ejecutivo pampeano había dicho que no estaba en condiciones de absorber el costo de la tarifa social, Usero se esperanza en que “algún tipo de salida se va a encontrar a esta problemática porque la tarifa social contemplaba a un segmento de la población con problemas para asumir la tarifa plena”. Dicho subsidio permitía que las familias beneficiarias no pagaran los primeros 150 kilowatts que consumían y de los segundos 150kw sólo abonaban el 50%, por esa razón el gerente de la CPE advirtió que la eliminación del mismo va a ser “significativo” en la economía de esas personas.