Candidatos macristas de Realicó acusaron a su propio partido de “dictadores”

Candidatos macristas de Realicó acusaron a su propio partido de “dictadores”

Guillermo Pérez y María Murcia adelantaron que recurrirán la decisión de la Justicia Electoral de no dejarlos presentar su lista en las internas de Cambiemos.

Guillermo Pérez y María Murcia deseaban presentarse como precandidatos a intendente y vice, respectivamente, por Realicó en la interna de Cambiemos pero la Justicia Electoral les dio de baja su lista porque Kroneberger, Mac Allister, Hipólito Altolaguirre, entre otros importantes dirigentes del espacio, hicieron un pacto para que en dicha localidad norteña sólo se presentara la lista de la actual intendenta Roxana Lercari. A raíz de ello, los integrantes de “Realicó Positivo” brindaron una conferencia de prensa donde anunciaron que recurrirán la decisión judicial y expresaron que no están de acuerdo con el arreglo hecho entre los máximos referentes de la alianza. “Esto es un acto propio de la dictadura y nosotros no queremos eso, por eso espero que la postura del oficialismo local sea democrática, lo mejor que pueden hacer es ir a la interna, quisiera saber lo que piensa el radicalismo de Realicó, que se llaman ellos mismos como los líderes de la democracia, que festejaron el aniversario de la vuelta de la democracia, espero no elijan el silencio”, aseveró Pérez. Respecto al espacio que encabeza la jefa comunal, Lercari, el dueño de una conocida radio FM de la localidad dijo que no fueron tenidos en cuenta en el armado de la lista y que decidieron armar otra lista porque “hay muchas quejas de algunas secretarías”. Por estos hechos, consideran que es necesario realizar “cambios en la gestión”. Por su parte, Murcia detalló que el oficialismo realiquense está logrando que el electorado sólo tenga dos opciones para votar. “Han pasado por encima del afiliado, están haciendo que voten a Roxana Lercari y el que no quiere que se vote al peronismo, no puede ser así”, manifestó. Asimismo, la mujer argumentó que “dos o tres no nos pueden prohibir la participación”, y definió a este tipo de actitud como “ilegal”.