Recordá las promesas de Cambiemos hace un año atrás

Recordá las promesas de Cambiemos hace un año atrás

A fines de 2017, el Gobierno Nacional hizo pronósticos esperanzadores sobre la economía argentina. Ninguno de ellos se cumplió.

El 26 de diciembre de 2017, Marcos Peña, Nicolás Dujovne, Luis Caputo y Federico Sturzenegger brindaron una conferencia de prensa donde se comprometieron a trabajar para bajar la inflación. Ese día pusieron como meta que los precios no subirían más de un 15% anual. Bueno, finalizando el 2018 la inflación acumulada ronda el 45%. “El compromiso del 15% este año para nosotros es crucial, pensamos que el combate a la inflación es imprescindible para seguir bajando la pobreza en la Argentina”, dijo Dujovne en aquel momento. De la totalidad de funcionarios que participaron de aquella conferencia, sólo la mitad sigue formando parte del Poder Ejecutivo nacional: Peña y Dujovne. Luis Caputo, ex Ministro de Finanzas, y Federico Stuzenegger, ex titular del Banco Central, ya no pertenecen al Gobierno Nacional. “Teníamos que evitar una crisis y empezar a crecer. Empezar a marcar el sendero de previsibilidad, de crecimiento en la Argentina”, manifestó el Jefe de Gabinete de Macri hace un año. Por su parte, el actual Ministro de Hacienda aseguró que nuestro país iba “a crecer al 3,5%, por lo menos, durante los próximos años”. Sin embargo, la realidad hoy indica que el Producto Bruto Interno (PBI) nacional decreció un 2,5%. Respecto al tipo de cambio, en diciembre del 2017 los voceros de Cambiemos afirmaron que la volatilidad del peso argentino fue menor a la de muchas otras monedas del mundo. “Lo que tenemos es el tipo de cambio flotante, a veces está un poquito más apreciado, a veces menos, pero justamente ese es el mecanismo que estamos generando para poder absorber shocks externos. En la medida que se consolide este proceso en el cual el traspaso a precio de los movimientos de los tipos de cambio es cada vez menor, va a dejar ser un tema para los argentinos”, había esbozado Dujovne. El resultado de esta problemática fue que el dólar llegó a valer $42, y actualmente se ubica en casi $40. Lo más preocupante es que nadie sabe a ciencia cierta cuándo va a detener su escalada. El sector privado, principalmente consultoras y bancos, también hicieron sus pronósticos hace un año, los cuales, por supuesto, también resultaron totalmente erróneos ya que calcularon números parecidos a los del Gobierno Nacional. Viéndolo en perspectiva, resulta obvio ya que muchos de los actuales funcionarios nacionales tienen o tuvieron intereses y relaciones marcadas con esta área de la economía argentina.