Ni el transporte se salva de la crisis

Ni el transporte se salva de la crisis

En La Pampa, la actividad de los camioneros viene sufriendo una fuerte baja que repercute en una falta de trabajo para el sector.

La aguda crisis económica generada por las malas políticas implementadas por el Gobierno Nacional casi no dejan sector industrial, fabril, comercial o el que sea sin sufrir las consecuencias. Los camioneros de La Pampa no son la excepción y su trabajo es uno de los que está pagando los efectos de la recesión económica imperante. “Se achicó el trabajo y no hay inversiones. Eso repercute en nuestra actividad. En la zona petrolera no se perfora, el consumo de carne bajó y hay menos jaulas de hacienda para transportar, en los correos privados mermó mucho las compras de la gente por internet y hay menos envíos. Este panorama incide en nuestro sector”, graficó el Secretario Adjunto del Sindicato de Camioneros La Pampa, Hugo Berrueta. Por otro lado, el gremialista informó que hasta el momento no hubo despidos masivos en el sector, pero sí se produjeron achicamientos en las empresas que hicieron perder su trabajo a algunas personas. “En OCA, por ejemplo, sacaron a 4 o 5 trabajadores a través de retiros voluntarios y no los repusieron. Y en algunas firmas que tenían 10 o 12 choferes hoy quedaron con 6 o 7. No son masivos, pero hay casos de este tipo”, explicó Berrueta en una entrevista con Diario Textual. Los datos oficiales aportados por el Ministerio de Trabajo de la Nación, indican que se perdieron 120.000 puestos laborales en los últimos meses de este 2018. En tanto que entre octubre de 2017 y octubre pasado, el descenso en la cantidad de empleos significó un 1%, lo que representa 70.000 puestos de trabajo menos en sólo un año, sólo dentro del sector privado. Otra apreciación que puede hacerse a partir de estas cifras avaladas por el propio Cambiemos es que en septiembre de 2018 un 0,4% de los trabajadores se quedaron sin su fuente laboral, es decir, que 22.700 personas quedaron en la calle.