¿Por qué las personas nos enfocamos en lo negativo y no valoramos lo positivo?

¿Por qué las personas nos enfocamos en lo negativo y no valoramos lo positivo?

El cerebro es un órgano extraordinario, sin embargo su función es detectar amenazas y asegurar la supervivencia. Cada uno debe encontrar la felicidad por sí mismo.

Las malas experiencias parecen que dañan más y están más tiempo presentes en la memoria de los seres humanos, pero eso se debe a una cuestión de adaptabilidad, según el psiquiatra evolucionista Pablo Malo Ocejo. “Responder al mundo de esta manera promueve la supervivencia”, sostiene el profesional, y ejemplifica: “una persona que ignora una oportunidad, puede lamentarlo, pero nada terrible le va a ocurrir; en cambio, si ignora el peligro, puede ser el final”. En un artículo, publicado por el portal Infobae, la escritora y psicóloga Celia Antonini, explica que el cerebro posee una “inclinación hacia la negatividad” que vuelve normal para las personas el hecho de “valorar más lo negativo que lo positivo, y de esa forma lo malo se presenta con más fuerza y poder que lo bueno”. “Si tomamos en cuenta esta inclinación natural de nuestro cerebro y a eso le agregamos que no somos educados para ser felices ni para promover las emociones positivas, entenderemos por qué se nos dificulta tanto alcanzar el bienestar”, precisó la entrevistada. Quizás allí este la razón por la cual los seres humanos nos quejamos más por lo que nos falta que por lo que tenemos. En ese sentido, Antonini alertó que “no tenemos el mejor aliado a la hora de buscar el bienestar” ya que el cerebro no tiene la obligación de hacernos felices. “Es nuestra tarea de todos los días encontrar los pensamientos y las emociones adecuadas que nos permitan seguir adelante, manteniendo un estado de ánimo estable y proyectándonos al futuro de manera esperanzada y favorable. Menuda tarea la nuestra, pero imprescindible si queremos vivir nuestra vida sintiéndonos bien”, concluyó la mujer.