Mendoza volvió a cortar el río Atuel

Mendoza volvió a cortar el río Atuel

La provincia cuyana determinó interrumpir la llegada de agua a La Pampa, como siempre, de manera individual y egoísta.

La localidad de Algarrobo del Águila inauguró la temporada de verano hace unos 10 días cuando todavía corría un poco de agua por el cauce del río Atuel, pero parece que la misma ni siquiera llegará al 2019 porque Mendoza decidió cortar la llegada de este recurso que fue declarado interprovincial por la Corte Suprema de Justicia hace más de 30 años. El Subsecretario de Ambiente de La Pampa, Fabián Tittarelli, realizó un descargo personal por medio de su perfil de Facebook. “Nuevamente, como todos los años, el desierto, el salitre y la desolación avanzan sobre nuestros cauces y humedales. Hoy, como todos los años, comienza el éxodo de aquellas especies que pueden hacerlo, el resto morirá en el intento”, se lamentó. Asimismo, detalló que las consecuencias producidas por el corte harán que algunas aves se queden a morir allí, en el oeste pampeano, por resistirse a abandonar sus nidos y miles de peces dejarán de existir sobre el cauce seco…en una acción egoísta que se repite desde hace 100 años por parte de los gobiernos de Mendoza. “No se trata de un conflicto complejo que involucra a varias provincias, solo es consecuencia del abuso de una provincia sobre otra, una que utiliza el cien por ciento del río y la otra absolutamente nada. Cuando volveremos a ver nuestros bañados activos y desbordantes de vida no lo sabemos con seguridad, lo que está claro es que nunca bajaremos los brazos y seguiremos luchando y reclamando hasta que eso suceda”, concluye el escrito de Tittarelli. La jurisdicción cuyana cortó el escurrimiento de agua ayer martes, cuando unos días atrás las autoridades municipales de Algarrobo del Águila, junto al candidato a gobernador de La Pampa por el Frente Justicialista Pampeano (FreJuPa), Sergio Ziliotto, y un numeroso grupo de vecinos y turistas se encontraron en la ribera del río Atuel para inaugurar la temporada de verano y celebrar que aunque sea corría un poco de ese líquido vital. Sin embargo, a Mendoza poco le importó, como siempre, la vida de los que habitan aguas abajo y sigue incumpliendo el fallo de la Corte Suprema de Justicia que obliga a determinar un caudal fluvioecológico mínimo que debe ingresar a la provincia de La Pampa.