La manía de Altolaguirre por hacer lo no prioritario

La manía de Altolaguirre por hacer lo no prioritario

La Municipalidad de Santa Rosa fue cuestionada en las redes sociales por los ciudadanos al descubrir que habían asfaltado sólo una parte de unas calles.

Los vecinos de Santa Rosa expresaron su enojo el pasado lunes al conocerse los trabajos de repavimentación que está llevando adelante la Municipalidad de Santa Rosa en algunas zonas céntricas de la ciudad. Precisamente la bronca surgió al difundirse una fotografía donde se observa que Vialidad Municipal solamente asfaltó, por decirlo de alguna manera, la parte central de las calles Centeno y Cervantes, entre Don Bosco y avenida Uruguay y dejó como estaba la zona de los costados de la arteria, donde incluso podían verse autos estacionados. Al día siguiente, la comuna publicó un comunicado en su página web donde explicó que las tareas realizadas eran de “bacheo y reparación de grietas” y que serían un paso previo a la repavimentación “a efectuarse en los próximos días”. La información agregó que las mismas tareas se hicieron sobre calle Olascoaga, entre San Martín Oeste y Juan B. Justo. Asimismo, el escrito resaltó que dichas obras “forman parte del programa de arreglo y repavimentación de 38 cuadras céntricas que está ejecutando el municipio con recursos propios”. Sin embargo, hay dos cuestiones muy críticas que se les escapó al intendente Altolaguirre y sus funcionarios, o que quizás las notaron pero no les importó: el lugar donde se llevan a cabo los arreglos y las consecuencias que tendrá en el corto plazo la crisis sanitaria de la ciudad. Es decir, primero, todos los trabajos de repavimentación, bacheo y reparación hechos hasta el momento parecieran ser que están concentrados en la zona céntrica de Santa Rosa, cuando hay vecinos de barrios más periféricos que vienen reclamando hace tiempo la presencia de las autoridades comunales porque viven rodeados por líquidos cloacales y cada vez que llueve se inundan. Y segundo, como paso previo fundamental, la Municipalidad debería preocuparse por solucionar las pérdidas cloacales y las roturas de caños de agua existentes por toda la capital. Por más que asfalten las calles, en poco tiempo empezarán a romperse nuevamente porque el agua bajo la superficie seguirá erosionando el suelo. Es algo lógico, pero evitable si se quiere hacerlo. Pero bueno, estamos en época de elecciones y el intendente tiene la cabeza más involucrada en cómo hacer para conseguir su reelección que en brindarle soluciones a la sociedad que lo votó. Aparte, la foto de una máquina trabajando siempre vende.