Mendoza sigue haciendo proyectos sobre el río Colorado

Mendoza sigue haciendo proyectos sobre el río Colorado

Una delegación china está de visita en la provincia cuyana para analizar la factibilidad de implementar una planta piloto de procesamiento de potasio.

Una delegación del Instituto Nacional del Potasio de China llegó al sur de Mendoza para evaluar técnica y económicamente la posibilidad de construir una planta de procesamiento de potasio extraído del río Colorado. El proyecto había sido comenzado por la empresa brasileña Vale en el 2009 pero lo abandonó en el 2013 debido a que la inversión iba a ser mucho mayor de lo que pensaban y el precio internacional del potasio había descendido considerablemente. Una de las diferencias entre aquel emprendimiento y el actual que planean los chinos es que en el primer caso la planta de procesamiento iba a estar en Bahía Blanca, y ahora se piensa en ubicarla en Malargüe. Además, en un principio se pensaban extraer 4 millones de toneladas de potasio por año, y la idea nueva es bajar ese nivel a entre 100 mil y 150 mil toneladas anuales. Después de que se fue Vale, el gobierno de Mendoza intentó seducir a inversores australianos, estadounidense e ingleses, pero ninguno estuvo interesado. Luego, lograron que el Shanghai Potash Engineering Research Center visite el yacimiento: China consume el 20% del potasio mundial e importa el 50% de ese total. El alerta para los pampeanos (y también para neuquinos, rionegrinos y bonaerenses) no sólo es que Mendoza usará el río Colorado para su propio beneficio sino que la concreción de la planta dependerá de la construcción de la represa de Portezuelo del Viento. Así se dio a entender en la conferencia de prensa que protagonizaron ayer miércoles el representante de la comitiva china, Wei Chengguang, y funcionarios mendocinos, según publicó el diario Los Andes. El asiático admitió su interés en el proyecto pero señaló que todavía se deben cumplimentar algunas cuestiones de infraestructura. En tanto que el Ministro de Infraestructura, Economía y Energía, Martín Kerchner, dijo que el aumento de potencia requerido para la mina podrá ser aportado por Portezuelo del Viento. En la misma ocasión, el Subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, Emilio Guiñazú, adelantó que desde el Ejecutivo provincial cuyano desean que la planta de tratamiento de potasio esté en funcionamiento en un plazo no mayor a los dos años. El Gobierno de La Pampa deberá estar atento a este proyecto vecino ya que seguramente los mendocinos lo intentarán usar como argumento para justificar la construcción de Portezuelo, por más que sea una obra inviable desde el punto de vista económico y ambiental.