Funcionario de Cambiemos fue denunciado por peón pampeano

Funcionario de Cambiemos fue denunciado por peón pampeano

Luis Bertone, funcionario de la Secretaría de Trabajo de Nación, fue indicado como maltratador, precarizador y amenazante por uno de sus empleados.

Carlos Ojeda, un peón rural de 56 años que trabajaba en un campo de la zona de Quehué, denunció a su patrón por precarización laboral y por haberlo dejado encerrado en su coto de caza llamado “La Colorada”. El denunciado es nada más y nada menos que Luis Bertone, Director Regional para la Patagonia de Trabajo de la Nación, y uno de los accionistas del hotel Calfucurá. La función pública de Bertone es justamente velar por los derechos de los trabajadores pero parece que se cumple el dicho: en casa de herrero cuchillo de palo. El hombre también ha intentado ganar visibilidad defendiendo acérrimamente al gobierno del presidente Macri y atacando al Gobierno de La Pampa en cada oportunidad que tuvo. Ojeda relató que estuvo trabajando para el empresario durante cuatro años y que los primeros 18 meses estuvo en negro. Describió a Bertone como un “maleducado” que “siempre se quiere llevar por delante a todos”. Asimismo, el empleado rural aseguró que recibió maltratos en reiteradas ocasiones y que muchas veces tuvo que poner dinero de su bolsillo y su camioneta personal para desarrollar tareas de su trabajo, y todo esto mientras cobraba el salario básico. Del mismo modo, el peón dijo que el funcionario suele inculpar a sus empleados para poder despedirlos sin indemnización. A él le comunicó, por teléfono, que se quedaba sin trabajo porque se habían escapado unos antílopes del coto, sin embargo el catrilense se defendió argumentando que los antílopes son animales salvajes que se fueron porque tenían hambre. Ojeda aseguró que Bertone siempre anda con un revólver en la cintura y que cuando lo echó lo amenazó para que su caso no se hiciera público porque sino no le pagaría nada de lo que le debía. Como los días pasaron y el trabajador no cobró un peso, decidió exponer su situación ante los medios. Por otro lado, el empleado acusó a su jefe de no tener registrados ante el Senasa todos los animales que posee en su campo y tampoco ha cumplimentado con los aportes laborales de sus trabajadores ya que, según averiguó Ojeda en la Uatre en una oportunidad, sólo había un empleado registrado de todos los que tenía. La esposa del denunciante, quien trabajó dos años en negro, también fue despedida. Ella se encargaba de cocinar cuando iban cazadores al campo y de mantener limpias las cabañas. Por su parte, Luis Bertone se refirió a la denuncia en su contra mediante las redes sociales, como suele acostumbrar. Dijo que se trata todo de “un circo mediático” y ninguneó el reclamo de su ex empleado diciendo que nadie puede estar encerrado en un campo porque se puede saltar o cortar el alambre para salir. Sin embargo, el temor de Ojeda era que si hacía eso corría riesgo de generar un precedente que después jugara en contra suya. Criticó a Ojeda porque, supuestamente, no cumplía eficazmente con sus funciones y manifestó que cuando fue al campo a abrir el candado de la tranquera para que pudiera salir, había un “amigo de él” que estaba filmando. Asimismo, negó que lo haya tenido en negro y alegó que siempre tuvo inconvenientes con los encargados.