Por fin una buena para los jubilados

Por fin una buena para los jubilados

La Corte Suprema de Justicia declaró inconstitucional la fórmula de cálculo de las jubilaciones que impuso el Gobierno Nacional hace un año.

El máximo tribunal de nuestro país determinó, por cuatro votos a favor y uno en contra, que el índice que utilizaba Cambiemos para calcular el haber jubilatorio es inconstitucional y se debe utilizar la fórmula de cálculo más beneficiosa para los abuelos. La reforma previsional de diciembre de 2017 fue el puntapié inicial para que las jubilaciones se calculen a partir de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), el cual también fue elegido por Anses para implementar la publicitada “Reparación Histórica”. Sin embargo, la Corte dictaminó que se debe usar el Índice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción (Isbic) que establece que la jubilación inicial debe significar un 59% del haber en actividad; el Ripte postula que ese porcentaje debe ser del 46%. Por si fuera poco, ambos índices tienen la diferencia de que se indexan de forma distinta: entre abril de 1995 y febrero de 2009, el Ripte aumentó un 178%, en tanto que el Isbic creció un 435%. Del mismo modo, el órgano judicial más importante de Argentina también encargó al Congreso de la Nación que legisle, en el corto plazo, un nuevo índice para calcular las jubilaciones. Así, mientras eso se concreta, los 150 mil juicios que distintos jubilados le iniciaron al Estado nacional deberán ser calculados con el índice que más los favorezca, es decir, el Isbic. Este fallo de la Corte sienta jurisprudencia en ese sentido, por lo que el Gobierno Nacional corre riesgo de perder muchas de esas demandas ya iniciadas por actualización de haberes. Carlos Rosenkrantz fue el único juez del Supremo Tribunal que votó en contra de esta decisión, al igual que lo hizo en el fallo anterior sobre el beneficio del 2x1 que otorgaba reducción de pena a condenados por delitos de Lesa Humanidad. Cada día este magistrado deja en evidencia que es el representante de los intereses de Macri y sus socios dentro de la Corte.