Imputaron a Marino por acoso y abuso sexual

Imputaron a Marino por acoso y abuso sexual

El fiscal Federico Delgado decidió imputar al senador pampeano tras la denuncia hecha por una de sus ex asesoras.

Fuentes judiciales confirmaron que el fiscal federal Federico Delgado imputó a Juan Carlos Marino, a su colaborador Pedro Fiorda y al empleado parlamentario Juan Carlos Amarilla, por presunto acoso y abuso sexual en perjuicio de Claudia Guebel, una ex asesora que trabajó con ellos hasta hace tres meses. Delgado solicitó la presencia de testigos, a modo de prueba, e invitó al mismo Marino a que aporte su celular para analizar los mensajes y llamados realizados, aspecto que fue nombrado por la denunciante en su presentación. Claudio Calabresi, abogado que representa a Marino, destacó lo llamativo de que Guebel defienda a Mac Allister. “A mí me llama poderosamente la atención, he escuchado por lo menos en diez programas haciendo una defensa del señor Mac Allister. No entiendo qué tiene que ver acá el señor Mac Allister”, indicó el letrado en una entrevista con FM Concepto. Sin embargo, se encargó de aclarar que su propósito no era “atacar a la denunciante”. Asimismo, se preguntó: “¿Ella desde qué lugar está afectada con respecto a Mac Allister? Por lo que a mí me han contado, esto tiene que ver con una causa que tramita en Bahía Blanca y tiene que ver con un profesor de un club en el que está el hermano de Mac Allister pero no es contra él, así que no entiendo. Nosotros en todo lo relacionado con cuestiones de género y abuso siempre representamos a las víctimas y en este caso al senador Marino lo represento porque lo conozco, conozco a su familia y después de haberlo escuchado un rato largo decidimos representarlo”. En los últimos días, un importante dirigente del radicalismo pampeano afirmó que Marino renunció a su precandidatura a gobernador porque tenía conocimiento de que se haría pública la denuncia de Guebel. La fuente habría dicho también que los “carpetazos” son algo común dentro del Congreso de la Nación y es imposible pensar que el legislador pampeano no hubiese estado al tanto de lo que se le venía. Además, insinuó que podría tratarse de una “devolución de gentilezas” de parte de Carlos Mac Allister, después de que se denunciara en el programa de Jorge Lanata el negociado que hacía su segundo en la Subsecretaría de Deportes, Orlando Mocaggatta, quien favorecía a su ex empresa de piletas otorgándoselas a provincias y municipios mediante subsidios estatales. Por su parte, el ex intendente de Santa Rosa, Francisco Torroba, admitió que la denuncia contra Marino “afecta al partido”. El ex diputado nacional fue el primer dirigente relevante de la UCR que salió a hablar públicamente sobre el caso. En tanto, la senadora del PJ, Norma Durango, convocó a la Banca de la Mujer, una comisión del Senado que ella misma preside. A partir de las 13 hs. se reunirán, a puertas cerradas sin asesores ni periodismo, todas las mujeres senadoras para analizar el caso de Marino.