Con las políticas regresivas de Cambiemos, no hay techo que aguante

Con las políticas regresivas de Cambiemos, no hay techo que aguante

La Municipalidad de Santa Rosa sigue adelante con su idea de techar una calle y, como si no fuera poco, ahora quieren techar también un ala del ex Molino Werner.

Un grupo de concejales de la ciudad de Santa Rosa mantuvieron una reunión con representantes del Colegio de Arquitectos local para escuchar la opinión de los profesionales sobre el proyecto de techar alguna calle cercana a los terrenos del ferrocarril. Según Claudia Girogis, del Frepam, ya tienen pautados dos encuentros más con la Cámara de Comercio y con el coordinador del Plan Estratégico, Santiago Ferro Moreno, porque desde el oficialismo comunal creen que la iniciativa produciría beneficios a toda la comunidad. El Intendente Leandro Altolaguirre, junto a la propia Giorgis, cuando presentaron el proyecto dijeron que el objetivo es impulsar un paseo gastronómico, cultural y artístico que fomente el turismo en la capital pampeana. Por supuesto que llovieron las críticas de los vecinos, quienes desean más que les solucionen los problemas de los pozos en las calles y los derrames de líquidos cloacales. En respuesta a eso, Giorgis admitió que “es verdad y los vecinos tienen toda la razón en su reclamo para que se tapen los baches, que se asfalten las calles, que solucionemos las pérdidas de agua y de líquidos cloacales y todos los trabajos que faltan por concretar. Pero una cosa no quita la otra”. En este caso parece que sí, que una cosa sí quita la otra porque se observa que el proyecto de techar la calle avanza con bastante celeridad, pero el Plan de Mitigación y el Plan Estratégico parecen estancados en un pozo, valga la redundancia. Asimismo, la concejal también sostiene que “la idea de la calle techada lejos de ser una banalidad surge de la búsqueda de nuevas herramientas en favor de Santa Rosa para desarrollar su faceta turística, lo cual redunda en un beneficio inmediato para la comunidad mediante la creación de nuevos puestos de trabajo y a su vez potencializa el comercio local”. Lo que redundaría en una potenciación del comercio local y mayores puestos de trabajo sería que el Gobierno Nacional, al que ella apoya, implemente políticas que fomenten la industria, controle la inflación para que la gente deje de perder poder adquisitivo y haga algo para parar los despidos que ocurren a diario en todo el país.