Marino sigue sin hacer declaraciones públicas sobre la denuncia en su contra

Marino sigue sin hacer declaraciones públicas sobre la denuncia en su contra

Algunos medios habrían intentado comunicarse con el senador pero no obtuvieron respuesta. Otros funcionarios del PRO y la UCR hablaron por él.

El senador Juan Carlos Marino fue denunciado por una asesora con la que trabajó hasta hace tres meses por haberla acosado con mensajes de texto y por, supuestamente, haberle tocado “los pechos” en una oportunidad. Hasta el momento, el pampeano no ha dado su versión de los hechos ni ha explicado nada públicamente. Sin embargo, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, informó que Marino “niega” lo denunciado por Claudia Guebel y adelantó que se pondrá “a disposición de la Justicia”, además de “declinar sus fueros”, aunque eso no es impedimento para que la investigación judicial avance en este caso. “No hay palabras para hechos como los que se describen”, declaró el macrista en Radio Continental, al tiempo que puso en duda la veracidad de los mismos y afirmó que “en ningún caso vamos a hacer un linchamiento de alguien sobre hechos que no conocemos ni una protección corporativa a uno de los nuestros”. Por su parte, Federico Storani, vicepresidente de la Unión Cívica Radical, sostuvo que le pedirán al legislador pampeano que cuente su “versión de los hechos” para luego dejar “actuar a la Justicia”, por lo que indicó que “no hay que hacer un prejuzgamiento del caso”. La Red de Mujeres Radicales de La Pampa fue una de las primeras voces que se alzaron apenas se supo de la denuncia por acoso y abuso sexual en contra de Marino. “Las mujeres radicales no somos cómplices ni encubridoras de cualquier varón que cometa abuso y /o acoso hacia otra persona. Quienes nos representan deben ser quienes defiendan nuestros derechos y libertades. Independientemente del color político, el acosador debe ser enjuiciado sin fueros ni privilegios, y menos aún ser encubierto por las máximas dirigencias de las cúpulas partidarias ni de los organismos de poder. Esperamos una pronta y justa resolución de la Justicia en la denuncia que afecta a dirigentes de nuestro partido”, expresaron las mujeres radicales en un comunicado. Asimismo, horas después de que se hizo pública el caso del radical pampeano, se conoció otra denuncia en contra Jorge Romero, legislador kirchnerista por la provincia de Buenos Aires, quien fue acusado por una militante de La Cámpora. Romero renunció de inmediato a su banca y a sus “responsabilidades políticas”. La denuncia en contra de Marino recayó en el Juzgado Federal Nº 5, a cargo de Federico Delgado, quien ahora deberá decidir si impulsa la investigación y requiere una serie de medidas para empezar a dilucidar el caso.