Denunciaron al senador Marino por abuso

Denunciaron al senador Marino por abuso

Juan Carlos Marino fue denunciado por una mujer que trabaja en el Senado de la Nación. La supuesta víctima también dijo que el legislador planeaba inculpar a Mac Allister por pedofilia.

El senador de Cambiemos, Juan Carlos Marino, fue denunciado por Claudia Mabel Guebel, una asesora que trabaja en el Senado de la Nación desde el año 2001, bajo los cargos de acoso y abuso sexual. La denuncia fue hecha el pasado miércoles y tomó estado público ayer jueves por la noche, cuando medios de todo el país replicaron la noticia. Según relató Guebel ante las autoridades judiciales, fue asesora del pampeano hasta hace tres meses y durante un lapso aproximado de un año. Aclaró que “nunca” tuvo con Marino “un trato de amistad ni de confianza, sí de respeto por su función”. Sin embargo, la mujer afirmó que al mes de empezar a desempeñar su cargo, el radical habría empezado a enviarles mensajes de texto a su celular, los cuales conservaría actualmente. “En esos mensajes me decía “Donde estás?” “Donde vivís?” “Voy a estar por allá. Me doy una vuelta” “Preparate, que voy a tu casa.” Me enviaba videos alusivos al sexo. Este tipo de mensajes me los enviaba constantemente, varias veces por semana”, relató. También contó que, en una oportunidad en la que ella se encontraba en el despacho del legislador pampeano, este le habría tocado “los pechos” y preguntado “cuándo íbamos a tomar un café, me dijo que aguardara su llamado que en cualquier momento nos veíamos”. Por otro lado, la exposición de la trabajadora también involucra al jefe de despacho de Marino: Pedro Fiorda, alias “Cachi”. En una ocasión, ambos se reunieron y Fiorda le habría confiado las intenciones del senador Marino de convertirse en Gobernador de La Pampa y le admitió la idea de “hacer una operación política acusando de pedofilia al por entonces pre candidato a Gobernador de La Pampa por Cambiemos”, es decir, Carlos Mac Allister. “Luego de ello, Fiorda me tomó de los dos brazos con fuerza, y me introdujo su lengua dentro de mi boca con violencia, yo intenté separarlo pero no lo logré. Luego me dijo “Te voy a llamar a ver como seguimos”, declaró Guebel. En la parte final de su denuncia, la mujer describe los padecimientos físicos que le provocó la situación vivida (“fuerte cuadro de stress, fiebre alta, ganglios inflamados y dolor en todo el cuerpo”), lo cual determinó que pida su traslado a otra área del Senado.