Cuando las prioridades están “cambiadas”

Cuando las prioridades están “cambiadas”

El intendente Altolaguirre anunció un proyecto municipal para techar una calle de la ciudad de Santa Rosa.

Leandro Altolaguirre, intendente de la ciudad de Santa Rosa, brindó una conferencia de prensa junto a la concejal del Frepam, Claudia Giorgis, hoy miércoles por la mañana donde anunciaron que quieren techar una calle de la localidad capitalina para generar un “punto turístico”. En principio, la idea sería techar la calle Coronel Gil o la Alsina, pero también podría elegirse la Avellaneda (entre Mansilla y Alvear) o incluso alguna arteria aledaña a la plaza Martín Fierro, todavía no está definido, aclaró Giorgis. El objetivo sería crear una especie de corredor que abarque el sector de los terrenos del ferrocarril donde se suele realizar la Feria Franca hasta la zona del ex Molino Werner. Todo ese espacio se convertiría en un lugar de esparcimiento, con espectáculos artísticos y eventos culturales, prometieron los funcionarios, que admitieron que basaron su proyecto en una calle techada que existe en Capilla del Monte (Córdoba). La diferencia es que esa localidad de la provincia de Córdoba está ubicada en plena zona serrana y al pie del cerro Uritorco, además que por su jurisdicción pasa un río y sus habitantes pueden disfrutar de un lago. Es decir, tiene mayores recursos turísticos que Santa Rosa y su calle techada es más un complemento de esa oferta. Por eso resulta improbable pensar que por techar una calle en nuestra ciudad, inmediatamente esto atraiga al turismo, como argumentaron Altolaguirre y Giorgis. Pero más allá de todo, lo importante a considerar en este tema es que el Ejecutivo municipal se está olvidando de la verdadera prioridad que día a día afecta a los vecinos: la crisis sanitaria que atraviesa Santa Rosa. La sociedad exige que se solucione el problema de las calles, que se encuentran intransitables, y de los desagües cloacales, ya que no pocas viviendas siguen sufriendo el estado catastrófico del sistema y están obligados a convivir líquidos de olor nauseabundo que provocan riesgos de contraer enfermedades. El radicalismo santarroseño quizás usó este anuncio del proyecto de la calle techada para comenzar, de manera algo encubierta, con su campaña electoral para las próximas elecciones de 2019, sin embargo la gente no come vidrio y conoce cuáles son los asuntos más urgentes que se deben resolver y cuáles son las estrategias que sólo se usan para distraer y decorar.