“El 99% de la gente que muere por un arma de fuego, muere a manos de un delincuente”

“El 99% de la gente que muere por un arma de fuego, muere a manos de un delincuente”

Patricia Bullrich defendió el nuevo reglamento que regula el uso de armas de fuego por parte de las Fuerzas de Seguridad.

La Ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, salió a justificar el nuevo protocolo que entró en vigencia ayer lunes y que flexibiliza el uso de armas de fuego por parte de los agentes federales, quienes ahora pueden, legalmente, disparar casi en cualquier circunstancia. “La evaluación la hace el policía. Este reglamento es para que el policía pueda defender a la gente”, dijo la funcionaria durante una entrevista en Radio Con Vos, en relación a la vía libre que tienen los oficiales para usar su arma ante un “riesgo inminente” que ellos mismos consideren. “Hemos tenido casos en donde el no uso de las armas de fuego ha matado gente. Partimos de una Argentina donde a la gente la matan los delincuentes. El problema de violencia que tenemos es del delincuente que no valora al ciudadano. El 99 por ciento de la gente que muere por un arma de fuego en Argentina, muere a manos de un delincuente", señaló Bullrich de manera injustificada ya que no presentó ningún documento o prueba que avalen esas cifras, además de que no especificó si esos números también incluyen las muertes ocasionadas por policías. En esa dirección, negó que el nuevo reglamento dejara la puerta abierta para que se incrementen los casos de gatillo fácil y se escudó en que los efectivos de seguridad harán un uso “mesurado” de esta doctrina. En pos de apoyar su posición, la ministra volvió a emitir otra afirmación sin sustento: “Estamos en el año con menos policías muertos. Con la doctrina anterior se despedía a dos agentes por mes en el cementerio de la Chacarita. Este año despedimos a siete”. También aclaró que durante este 2018 las muertes civiles descendieron a un total de 14. Por otro lado, la ex funcionaria del gobierno de la Alianza desestimó las cifras recolectadas por la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) que indican que, en el 2017, hubo 258 víctimas de gatillo fácil. “Si queremos que las fuerzas de seguridad actúen defendiendo a la sociedad tienen que poder saber que hay principios generales que los protegen”, manifestó, en defensa de los uniformados y consideró que el país viene de "una vieja historia, la dictadura, que le fue sacando la capacidad de acción a la Policía hasta que llegamos a una Policía de brazos caídos".