Otro derrame de petróleo de YPF

Otro derrame de petróleo de YPF

Un nuevo accidente con hidrocarburos tuvo lugar en la provincia de Santa Cruz. Algunos especialistas afirman que la empresa estatal no hace las inversiones correspondientes.

Una fuga de petróleo ocurrió entre el jueves a la noche y ayer viernes en una planta que YPF posee en la provincia de Santa Cruz, e hizo que las autoridades ambientales de Nación entraran en “estado de emergencia” ya que el derrame afectó a 3.000 metros cuadrados. El incidente habría ocurrido en el yacimiento El Guadal-Loma del Cuy, en cercanías a la localidad de Las Heras, según informó la agencia Noticias Argentinas. Fuentes relacionadas a la investigación habrían explicado que el accidente se produjo por "la rotura de un filtro de las instalaciones a raíz de la antigüedad de los materiales utilizados en campos maduros". Sin embargo, desde la empresa estatal aseguraron que el fallo se dio en "una válvula que era nueva, pero que aún no se sabe por qué". YPF difundió un comunicado en el cual admitió lo sucedido e informó que ya había logrado recuperar el “80% de los fluidos derramados”. "El incidente afectó 3.000 metros cuadrados dentro de la locación. YPF lleva recuperados el 80% de los fluidos derramados (92% de agua con petróleo) y continúa con las tareas de recuperación y saneamiento en la zona afectada. Al tomar conocimiento del hecho, la empresa puso en marcha el Plan de Respuesta ante Emergencias y avisó a las autoridades provinciales, quienes ya se hicieron presentes en el lugar. El incidente se generó por causas que todavía se buscan determinar", detalló la petrolera ayer viernes. Por su parte, Andrés Nápoli, Director de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, advirtió sobre la peligrosidad del derrame debido a que se dio en una “zona de baterías” que es más riesgosa que una zona de pozos porque se potencia la “inflamabilidad” y los impactos en el ambiente. "Si bien los derrames ocurren, llama la atención lo sistemático y permanente y esto puede tener que ver con el tema de acelerar los procesos productivos", señaló el especialista, quien opinó sobre la necesidad de fortalecer el marco regulatorio que rige la actividad desarrollada por YPF. En ese sentido, Nápoli consideró que “es probable” que no se hayan realizado las inversiones correspondientes por parte de la empresa, aunque aclaró que para afirmar esa hipótesis “habrá que hacer la investigación con el gobierno de la provincia”. El derrame acaecido en Santa Cruz es el tercero que involucra a yacimientos de YPF en un lapso menor a los dos meses. Los dos anteriores ocurrieron en Bandurria Sur (Vaca Muerta) y el otro en Loma La Lata, ambos ubicados en provincia de Neuquén. Por el primer incidente, el Estado neuquino le suspendió a la petrolera nacional su licencia ambiental para que no pueda seguir operando en la zona.