Para Cambiemos el G20 es más importante que la salud

Para Cambiemos el G20 es más importante que la salud

El Gobierno Nacional obligó a hospitales de Capital Federal a cumplir ciertos requisitos por la cumbre del G20 que dificultan la atención a los pacientes.

El Poder Ejecutivo Nacional impuso un alerta rojo y otro amarillo para diversos hospitales de la Ciudad de Buenos Aires durante los días que dure el G20 pero nunca explicó claramente por qué tomó esta decisión. Roberto Auger, director de Hospitales del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, fue quien ordenó que se suspendan las licencias durante los días que se desarrolle la cumbre de presidentes “por la presencia de una inminente hipótesis de conflicto”. Así declaró el alerta roja para los hospitales Fernández, Argerich, Pirovano, Tornú, Santojanni, Quemados, Gutiérrez y Santa Lucía, y sobre el resto de los centros médicos pesa el alerta amarillo. Asimismo, las autoridades nunca explicitaron cuál era la “hipótesis de conflicto” referenciada, así como tampoco dijeron cuáles serían sus consecuencias o cómo reaccionar ante ella. Los trabajadores del Hospital de Pediatría “Juan P.Garrahan” hicieron llegar un reclamo a los funcionarios de salud por el alerta amarilla que declararon, el cual prohíbe, entre otras cosas, que los pacientes sean visitados por familiares. Esta situación repercute mucho más en dicho centro asistencial ya que atienden a niños y el acompañamiento de los padres en estos casos es muy importante. La normativa también obliga a los nosocomios a tener una determinada cantidad de camas desocupadas, algo muy complejo para el Garrahan que posee 95% de ocupación. “Se violentan los derechos del niño, consagrados en la Convención de los Derechos del Niño, ratificada por nuestro país”, denunciaron los profesionales. “No se entiende el motivo para que un Hospital pediátrico de alta complejidad, que atiende a los niños, niñas y adolescentes con las patologías más graves en nuestro país –y que necesita TODA su capacidad y camas disponibles para ello–, deba ser incluido en un plan de contingencia por una cumbre política, con potenciales pacientes mayores”, se preguntaron desde el equipo de trabajo del hospital infantil, cuyos empleados son quienes deben poner la cara ante los padres para explicar una situación que ni ellos entienden. Otras de las medidas que implementa el documento que emitió el Gobierno Nacional bajo el título de “Pautas de organización del sistema de salud para la reunión cumbre G20”, son la suspensión de cirugías que requieran post operatorios, derivar a los pacientes con obra social o prepaga para liberar camas (no se especifica qué hacer con los enfermos que ocupan esos lugares) y la no atención de jubilados del PAMI en hospitales que estén bajo un código rojo.