El Gobierno Nacional adjudicó obras a empresarios de la causa de los cuadernos

El Gobierno Nacional adjudicó obras a empresarios de la causa de los cuadernos

Las empresas de Benito Roggio y Helport y Chediak recibieron obras en la provincia de Buenos Aires por un monto de más de 6.000 millones de pesos.

El Gobierno Nacional adjudicó obras sobre el río Salado, que escurre por el oeste de la provincia de Buenos Aires, a las compañías de Benito Roggio e Hijos, y a Helport y Chediak, dos consorcios empresariales que están involucrados en la causa de los cuadernos que investiga el juez federal Claudio Bonadío. Roggio y Chediak declararon como “arrepentidos” en dicha causa, es decir que habrían reconocido haber pagado coimas durante la gestión de Roberto Baratta como Secretario del ex Ministerio de Planificación Federal. Pero parece que para Cambiemos eso no es motivo suficiente para apartarlos de las licitaciones públicas y les otorgó importantes trabajos de construcción. Las obras en cuestión, que fueron publicadas ayer martes en el Boletín Oficial, son dos nuevas etapas en tramos de la cuenca enmarcadas en el proyecto “Ampliación de la Capacidad del Río Salado” en la provincia de Buenos Aires. Para una de las etapas, que posee una cotización de $3.493 millones y una financiación del 50%, el Gobierno Nacional eligió el consorcio formado por Roggio, Eleprint y Ecodyma. En tanto que la otra etapa, fue adjudicada a Helport, José Chediak y Agropecuaria Sabavisa, con un presupuesto de $2.668 millones y una financiación también del 50%. Ambos trabajos serán solventados mediante el Fondo de Infraestructura Hídrica, y las firmas deberán aliarse como Unión Transitoria de Empresas (UTE) para poder comenzar con las tareas.