Denunciaron a Macri por vender dos empresas a muy bajo precio

Denunciaron a Macri por vender dos empresas a muy bajo precio

Diputados del FpV denunciaron al presidente y a funcionarios de la Secretaría de Energía por haber vendido dos centrales termoeléctricas en beneficio del primo de Macri.

Rodolfo Tailhade, María Emilia Soria, Fernanda Vallejos y Adrián Grana, diputados nacionales del Frente para la Victoria, denunciaron penalmente al presidente Mauricio Macri, al Secretario de Energía de Nación, Javier Iguacel, y otros funcionarios del área por vender dos centrales termoeléctricas, supuestamente, a precios mucho más bajos de los que salió construirlas. Las centrales son la Brigadier López y Ensenada Barragán, que según los legisladores demandó una inversión de mil millones de dólares y “su precio de venta fue establecido en la mitad de ese valor, sin que se haya explicado de manera consistente las razones para ello”. La denuncia también afirma que el primer mandatario benefició a su primo Ángelo Calcaterra, ya que Iecsa e Isolux fueron las empresas encargadas de construir las termoeléctricas pero las obras fueron paralizadas y luego canceladas porque estas compañías incrementaron el monto de dinero presupuestado de forma exorbitante (exigían al Estado un adicional de $8.900 millones). El macrismo rescindió el contrato pero no los multó, sino que los indemnizó. Iecsa, que Calcaterra le vendió a Marcelo Mindlin (empresario afín a Macri que fue beneficiado con la falta de mérito por el juez Claudio Bonadío en la causa de los cuadernos), recibió $1.600 millones como indemnización. Otro favorecido fue Alberto Brusco, alto ejecutivo de Iecsa y actual Subsecretario de Infraestructura de la Secretaria de Energía, quien recibió la ayuda del ex ministro Juan José Aranguren al transferir a Brusco a la ex ENARSA (hoy IEASA), organismo encargado de premiar a las empresas nombradas que no finalizaron con los trabajos a los que se habían comprometido por contrato y que ahora se hará cargo de la privatización de las centrales. Adolfo Marcelo Piccinini fue director técnico de las plantas durante su construcción y una vez rescindido el contrato pasó a desempeñarse en IEASA. En ese sentido, la presentación judicial postula que al tratarse de un “organismo encargado de llevar adelante el proceso de venta de las centrales, estuvieron de los dos lados del mostrador”. Los denunciantes solicitan que se investigue la probable comisión de los delitos de administración fraudulenta en perjuicio de la Administración Pública cometida bajo la modalidad de negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, tráfico de influencias, cohecho activo, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Del mismo modo, exigen que se determine el valor real de las dos centrales y se realice un peritaje sobre las condiciones de la rescisión del contrato hecha por Cambiemos y las firmas Iecsa e Isolux porque alegan que “podría existir un grave perjuicio patrimonial al Estado”. Por último, el Secretario de Energía, Javier Iguacel, aparece en la denuncia como promotor de que fondos de inversión especulativos puedan presentarse como oferentes para operar las centrales. Además de Macri e Iguacel, la presentación penal también incluye a Aranguren, Brusco, Piccinini, Hugo Balboa (ex presidente de ENARSA), Mario Dell Aqua (titular de IEASA) y Ángelo Calcaterra (dueño de Iecsa).