La ministra Bullrich fue denunciada por el escándalo en el River-Boca

La ministra Bullrich fue denunciada por el escándalo en el River-Boca

La presentación judicial habla de un plan ideado “por la política del más alto nivel nacional”.

La Ministra de Seguridad de Nación, Patricia Bullrich, fue denunciada por incumplimiento y violación de los deberes de funcionario público y de abuso de autoridad, tras el fallido operativo que posibilitó que hinchas de River atacaran a piedrazos el colectivo que transportaba a los jugadores de Boca el pasado sábado. La presentación fue hecha por el abogado Fabián Bergenfeld, quien cobró cierta notoriedad hace algunos años por haber representado a familiares de víctimas de la tragedia ocurrida en el boliche Cromañón. La denuncia también incluyó al ex Ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Ocampo, a su subsecretario, Marcelo D'Alessandro, al subjefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard, y al jefe de la Prefectura Naval Argentina (PNA), Eduardo Scarzello. “Esta vez no han existido víctimas fatales, pero la sospechosa desidia ante semejantes antecedentes, y fundamentalmente ante el poco oportuno procedimiento de secuestro de entradas y dinero del día anterior, permiten concluir en que ha existido un plan pergeñado por la política del más alto nivel nacional y ejecutado con la participación necesaria de quienes debían y deben velar por la seguridad, y que han omitido intencionalmente el seguimiento del protocolo de actuación habitual para este tipo de eventos”, plantea el escrito. La denuncia busca conocer quiénes fueron los funcionarios responsables, y quiénes los instigadores de los lamentables hechos acaecidos en la Superfinal de la Copa Libertadores de América 2018. En ese sentido, el documento presentado en los tribunales de Comodoro Py afirma que el domingo a las 14:30 hs., el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, luego de que protagonizó cruces con la referente nacional del área, Patricia Bullrich, le adjudicó la responsabilidad de lo sucedido a su propio ministro de Seguridad, Martín Ocampo.