Cambiemos no consiguió quórum para tratar el desafuero de Cristina

Cambiemos no consiguió quórum para tratar el desafuero de Cristina

Los radicales y los macristas no pudieron lograr que el desafuero de la ex presidenta sea debatido en el Senado debido a que no juntaron el número de legisladores necesarios.

Cambiemos no pudo hacer causa común con algunos sectores de la oposición para poder tratar el desafuero de la senadora Cristina Fernández hoy en la Cámara Alta del Congreso de la Nación. Este pedido había sido hecho por el juez federal Claudio Bonadío hace tiempo, en el marco de la causa por un supuesto encubrimiento de Irán por el atentado a la AMIA realizado por funcionarios nacionales del gobierno anterior. El bloque peronista de Argentina Federal llevó adelante con lo que ya había adelantado su líder Miguel Ángel Pichetto, de que no avalarían el desafuero de Cristina hasta que no tuviera sentencia firme. Por su parte el senador del PRO, Federico Pinedo, dijo que hoy martes se cumplían los 180 días que tiene el Senado para responder a un pedido de desafuero del Poder Judicial y que el mismo le había sido confirmado en segunda instancia a la ex presidenta. Ante esto, Pichetto y su gente consideran que se puede dar esta discusión cuando Cristina tenga condena firme donde se hayan agotado todas las instancias de apelación. Se sigue así el criterio utilizado el año pasado con el caso del senador Carlos Saúl Menem, quien estaba condenado por el tráfico de armas a Croacia y Ecuador pero la Justicia Electoral lo habilitó para competir en las elecciones 2017, donde fue reelegido en su banca. Asimismo, desde Argentina Federal piensan que el pedido de desafuero en la causa de encubrimiento “quedó abstracto” porque otros imputados, entre los que se encontraban el ex Secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, apelaron y salieron en libertad. Otro argumento esgrimido por Pinedo para intentar conseguir las 37 adhesiones que le hubiesen permitido tratar el tema en el Senado (Cambiemos tiene 25 legisladores propios), fue que Cristina no apeló su imputación. Ante esto, la bancada peronista cree que no lo hizo porque considera que la causa no tiene fundamentos y desea que vaya a juicio lo antes posible.