“CODIGO INFARTO” UN PROGRAMA QUE CAMBIÓ LA ECUACIÓN DE LA SALUD EN LA PAMPA

 “CODIGO INFARTO”  UN PROGRAMA QUE CAMBIÓ LA ECUACIÓN DE LA SALUD EN LA PAMPA

La puesta en marcha del programa “Código Infarto”, representa “un cambio en la ecuación de Salud”, según definición del ministro Rubén Kohan, que en su presentación estuvo secundado por el subsecretario de esa cartera, Gustavo Vera.

El novedoso programa único en el país y posiblemente en Latinoamérica, despliega una red de atención del infarto agudo de miocardio en toda la provincia de La Pampa y eso, junto a los programas implementados como Médico de Pueblo, Telemedicina o Cardio 365, significa que el Modelo Integral de Salud no es una declamación, sino la acción propiamente dicha. En ese marco, Guía en La Pampa realizó una rápida consulta con algunos profesionales del interior que expresaron su satisfacción por el nivel de respuesta obtenido, especialmente los de las localidades más alejadas que pudieron hace consultas directas y recibieron el apoyo necesario en tiempo real, con el o la paciente en el consultorio. Hoy se trata de optimizar todos los recursos tecnológicos disponibles como la aplicación whatsapp para enviar una foto que es interpretada por el especialista a cientos de kilómetros y con eso se gana tiempo, fundamental ante un infarto de miocardio, una de las principales causas de muerte en la sociedad. En tal sentido, el ministro Kohan destacó que “una de las barreras, es que el paciente tarda en llegar a la consulta. Un camino es entrenar a la comunidad sobre cuándo concurrir ante un dolor en particular. La segunda barrera es quienes están más o menos entrenados para mirar un electro del infarto. A partir de ese momento se inician las estrategias de tratamiento que apuntan a apertura de la arteria, que se puede hacer de manera farmacológica o de manera mecánica, a través de un cateterismo”. Sin dudas, el novedoso programa “Código Infarto” cambiará la ecuación de la salud en la provincia, como ocurrió en estos días en poblaciones distantes entre 200 y 400 kilómetros de la capital pampeana, donde la rápida respuesta del sistema facilitó no sólo la mejora del paciente, sino que también su derivación al ser tratado en el lugar de origen.