El Gobierno Nacional modificó el Presupuesto para compensar a las empresas de gas

El Gobierno Nacional modificó el Presupuesto para compensar a las empresas de gas

Les destinará casi 5.000 millones de pesos por las pérdidas que les produjo la devaluación, las cuales en principio iban a ser pagadas por los usuarios en 24 cuotas.

El Poder Ejecutivo nacional acaba de publicar un Decreto de Necesidad y Urgencia en el Boletín Oficial donde informó que las compañías de gas recibirán un subsidio de casi 5.000 millones de pesos. La decisión obedece a las complicaciones financieras que tuvieron las empresas del sector con la última devaluación fuerte que produjo el Gobierno Nacional. De hecho, al principio el Secretario de Energía intentó hacer que dicho monto sea pagado por todos los usuarios en 24 cuotas, pero debido a la polémica que despertó hizo marcha atrás. Concretamente lo que hace el decreto es modificar el Presupuesto 2018, cuestión a la que debió recurrir Cambiemos para que los gastos de este año alcanzaran a hacerle frente a la inflación, que es mucho mayor de lo que habían calculado. Uno de esos cambios es el concepto de transferencias al sector privado con el objetivo de financiar gastos corrientes, el cual destina 4.088.000 millones de pesos extras a las empresas privadas de gas. La normativa expresa puntualmente que “el Estado Nacional asume, con carácter excepcional y con el alcance previsto en este artículo, el pago de las diferencias diarias acumuladas mensualmente entre el valor del gas comprado por las prestadoras del servicio de distribución de gas natural por redes y el valor del gas natural incluido en los cuadros tarifarios vigentes entre el 1º de abril de 2018 y el 31 de marzo de 2019, generadas exclusivamente por variaciones del tipo de cambio". El monto total que recibirán las compañías privadas por parte del Estado argentino se repartirán de la siguiente manera: 781 millones van a ir a las productoras de gas convencional, 1.650 millones a las productoras de gas no convencional y 2.236 millones a empresas distribuidoras, en tanto que el resto se divide en otros planes de fomento a la producción.