Tratado Del Caldén: la diferencia entre convenir e imponer

Tratado Del Caldén: la diferencia entre convenir e imponer

“A fin de impulsar acciones conjuntas que promuevan el desarrollo económico y social, la salud, la educación, la ciencia, y la tecnología, el deporte y la cultural de conformidad a lo estipulado en el artículo 125 de la Constitución Nacional”.

Así se presentó formalmente el tratado “Del Caldén” que firmaron los gobernadores de La Pampa y San Luis este jueves y abre un nuevo tiempo, un posible futuro mejor para ambas.

¿Por qué posible?

Porque del dicho al hecho hay demasiado trecho en este país, como sabemos. Sin embargo, es un innegable primer paso, un firme primer paso que contiene directrices claras como “emprender políticas conjuntas que eviten el vaciamiento de la masa coparticipable” o “políticas tributarias de incentivo para la creación de empleo joven en nuevas empresas de ambas jurisdicciones”.

Esa firmeza, que se apreció a simple vista y luego ratificó en las declaraciones de las máximas autoridades de cada una de las partes se basa, muy probablemente, en que se trató de un acuerdo convenido, consensuado, no impuesto.

Esta comunidad mostró enseguida sus consecuencias: bastante antes de que entre en vigencia –se necesita que los diputados de cada provincia lo aprueben- ya se conocieron proyectos, como por ejemplo la interconexión entre provincias a través del tendido de redes de fibra óptica en un tramo de apenas 60 kilómetros.

Esa comunidad, entonces, es un primer éxito del tratado: dos provincias que a partir de un diagnóstico compartido elaboran un plan de acción en consecuencia. La misma comunidad, también, le augura un futuro bastante más auspicioso que el del Plan Patagonia, por caso.

El mismo plan que el Gobierno Nacional presentó como la solución a los problemas y el punto de partida para el desarrollo de las provincias patagónicas pero del que, todavía, los pampeanos seguimos sin noticias.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”