El Gobierno Nacional volvió a beneficiar a las petroleras

El Gobierno Nacional volvió a beneficiar a las petroleras

El Poder Ejecutivo nacional eximió de pagar impuestos a las empresas hidrocarburíferas instaladas en Tierra del Fuego.

La gestión de Cambiemos volvió a tomar una medida que beneficia a los más poderosos, hoy miércoles por la mañana cuando se publicó en el Boletín Oficial un decreto que otorga beneficios impositivos a las compañías petroleras que operan en la provincia de Tierra del Fuego. Macri ya había actuado a favor de las firmas hidrocarburíferas cuando le garantizó que reciban una renta dolarizada e implementó el tarifazo en los servicios públicos. Ahora, reinstaló las ventajas de zona franca para aquellas nuevas explotaciones de gas y petróleo que se realicen en la isla patagónica. Tierra del Fuego fue declarada zona franca en el año 1972, mediante una ley. La normativa indicaba que las empresas que se instalaran en ese territorio no tendrían que pagar IVA, Ganancias, impuestos internos, entre otros. En el 2012, el gobierno de Cristina Fernández decidió dejar sin efecto esos beneficios para la producción de hidrocarburos con el justificativo de fomentar otro tipo de producciones. “El petróleo y el gas no pueden ser tomados simplemente como un commodity de exportación (...) sino que debe otorgárseles un tratamiento acorde al crecimiento del país, con cada vez mejor distribución del ingreso, con participación de los trabajadores y con cada vez mejores estándares de vida para toda la población", argumentó el kirchnerismo en aquel momento. Hoy, el macrismo vuelve a brindarles ese beneficio impositivo a las compañías petroleras, las cuales ya vienen siendo tratadas con preferencia por este Gobierno Nacional. Sin ir más lejos, hace unos meses el Secretario de Energía, Javier Iguacel, intentó que los usuarios del servicio de gas pagaran en sus facturas el costo que había acarreado la devaluación producida por Cambiemos. Planteó un plan de pago en 24 cuotas, con motivo de abonarle a las firmas productoras de gas que, por contrato, ganan en dólares. El Gobierno Nacional salió de esa maniobra por la cual recibió fuertes críticas desde todos los sectores, determinando que la diferencia producida por la devaluación sería pagada por el Estado, es decir, que no cambió nada porque el Estado somos todos así igualmente todos vamos a pagarle a las grandes petroleras, nos guste o no.