Imputaron a Laura Alonso por favorecer a Macri en la causa del Correo

Imputaron a Laura Alonso por favorecer a Macri en la causa del Correo

La titular de la Oficina Anticorrupción fue imputada por los delitos de violación de deberes de funcionario público y denegación y retardo de justicia.

La titular de la Oficina Anticorrupción y referente del PRO, Laura Alonso, fue imputada por la fiscal federal Paloma Ochoa bajo los presuntos delitos de violación de deberes de funcionario público y denegación y retardo de justicia, tras haber desvinculado al presidente Mauricio Macri de la causa por el Correo Argentino. La denuncia fue presentada por los legisladores del Frente Renovador, Graciela Camaño, Alejandro Grandinetti y Cecilia Moreau, quienes consideraron que la resolución de Alonso tenía la “evidente finalidad” de “desligar de responsabilidades” al presidente de la Nación, al ex ministro de Comunicaciones y actual de Defensa, Oscar Aguad, y al ex director general de Asuntos Jurídicos de Comunicaciones, Juan Manuel Mocoroa. La causa se remonta al año pasado cuando el Estado nacional, o sea Macri, le perdonó el 99% de la deuda que el Correo Argentino (empresa de la familia presidencial) tenía con las arcas estatales. La Oficina Anticorrupción, o sea Alonso, decidió el pasado 17 de junio que no investigaría a su jefe porque, según ella, no había cometido faltas a la Ley de Ética Pública en la decisión de aceptar la oferta del Grupo Macri, que intentaba saldar su deuda con el Estado mediante un concurso preventivo. La fiscal general en lo Comercial, Gabriela Boquín, ya había definido a comienzos de 2017 el acuerdo entre Estado y Correo Argentino como “abusivo” porque significaba “una condonación de la deuda por más de 4.000 millones de pesos”. “Habiendo relación de dependencia jerárquica entre el Presidente, el jefe de Gabinete y los ministros, la existencia de conflicto de interés surge palmaria”, añadió Boquín en ese momento. La fiscal acusó al Gobierno Nacional de querer poner trabas en su investigación y llegó a sufrir varios intentos de desplazamiento por parte del macrismo. Como no pudieron, el oficialismo buscó otro camino y lo encontró en la vicepresidenta Gabriela Michetti, a quien Macri designó el mes pasado como la encargada de realizar cualquier tipo de intervención que esté relacionada con el Correo Argentino.