Denunciaron a Gustavo Arribas por falsificación de documentos

Denunciaron a Gustavo Arribas por falsificación de documentos

El titular de la AFI habría falsificado el recibo de una coima que le habrían pagado desde Brasil y que en un principio había dicho que era dinero obtenido por la venta de cuadros y un departamento.

El director general de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas, fue denunciado porque habría usado documentación falsa para justificar una transferencia de dinero que le hizo Leonardo Meirelles (condenado en Brasil por el caso Lava Jato) a una cuenta suya en Suiza. La presentación penal fue hecha por el senador Fernando “Pino” Solanas y su asesor Alejandro Olmos Gaona. El documento que está en duda es una fotocopia del recibo que Arribas ofreció como comprobante de que la transferencia realizada en su favor era por una operación comercial personal. El papel, concretamente dice que el 17 de enero de 2017 Atila Reys Silva, un colaborador de Meirelles, confirmó haber hecho con Arribas el 26 de septiembre de 2013 (o sea, mucho tiempo antes) una operación de 70.500 dólares en concepto de venta de muebles de un departamento de San Pablo. La denuncia de Solanas hace hincapié en la diferencia de la firma de Arribas en ese supuesto recibo que “difiere sustancialmente a la de la ficha biométrica en manos la Secretaría de Seguranca Pública de Goias”. “Creemos que Arribas buscó un comprador falso. Se tenía la seguridad de que no era necesaria ninguna escritura pública, ni identificación fiscal alguna, ya que se trataba de un instrumento privado, que serviría para justificar el ingreso de la transferencia, que era lo que imperiosamente se necesitaba acreditar”, explicaron los denunciantes. Otra prueba es que la certificación de firma que hizo un escribano brasilero no asegura la autenticidad de la misma. “Tiene una certificación meramente simple es decir que el notario solo certifica que la firma es parecida a la que consta en sus archivos”, manifiesta el escrito presentado ante la Justicia argentina. Asimismo, Solanas y su asesor advierten que esta autenticación de firma se hizo a casi 600 kilómetros de la ciudad de San Pablo, que es donde se firmó el recibo, además de que este tampoco confirma que el pago se haya efectuado por medio de una transferencia bancaria, como afirmó Arribas. Leonardo Meirelles había declarado ante los tribunales brasileros que Gustavo Arribas fue una de las personas que recibió coimas por parte de Odebretch, empresa que realizó este tipo de retornos en variados lugares del mundo. Cuando Meirelles admitió que le pagó dinero al funcionario argentino, el titular de la AFI dijo primero que no era cierto, luego reconoció que había tenido un solo movimiento en su cuenta pero que se debía a la compra de un departamento en San Pablo y a lo último argumentó que se debía a la compra de muebles para esa propiedad. Sólo por esta fotocopia de recibo que ahora está sospechado de ser falso, el juez Rodolfo Canicoba Corral dictó la el sobreseimiento de Arribas hace unos meses.