El titular de la AFIP se reunió a escondidas con el juez federal Ercolini

El titular de la AFIP se reunió a escondidas con el juez federal Ercolini

Ambos almorzaron juntos en un exclusivo restaurante y despertaron suspicacias porque el magistrado investiga dos causas que favorecerían al ente recaudador.

Leandro Cuccioli, titular de la AFIP, junto a integrantes de su equipo de trabajo almorzaron ayer jueves con el juez federal Julián Ercolini en el restaurante y vinoteca Aldo´s de la Capital Federal, lugar donde suelen ir políticos, funcionarios, dirigentes y empresarios que no quieren ser vistos, según publicó el diario Tiempo Argentino. Las fotos tomadas por el citado medio, que comprueban la reunión, despiertan todo tipo de interpretaciones ya que Ercolini está a cargo de la causa que involucra al empresario Cristóbal López, Fabián de Sousa y Ricardo Echegaray por un presunto fraude a la AFIP que ascendería a 8.000 millones de pesos. Asimismo, el magistrado también tiene en su poder la causa Los Sauces, donde está imputada la ex presidenta Cristina Fernández y sus hijos Máximo y Florencia. En este caso, se está investigando a los nombrados y a distintos empresarios por supuesto lavado de dinero mediante el alquiler de habitaciones del hotel perteneciente a los Kirchner a los contratistas Lázaro Báez y Cristóbal López. Ambos casos fueron elevados a juicio oral en el transcurso de este año. Fuentes del ente recaudador habrían informado al medio porteño que el encuentro entre Cuccioli y Ercolini se debió al enojo del primero por la demora que hay en el avance de los juicios. “Tiene que justificar los gastos de la Agencia. Contratamos abogados por cifras millonarias para seguir las causas y no se ha recuperado un centavo cuando la AFIP tiene un plantel de 1200 abogados hiper profesionalizados, especialistas en derecho tributario y penal en los que se gastan decenas de millones de pesos”, explicaron. No es la primera vez que funcionarios del Gobierno Nacional se reúnen con importantes hombres de la Justicia. Sin ir más lejos, hace unos días el presidente Macri invitó a almorzar a la Quinta de Olivos al presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz y a su colega Elena Highton de Nolasco. Todas estas situaciones provocan que la sociedad desconfíe, cada vez más, de la independencia política del Poder Judicial y no ayudan a la transparencia que tanto le gusta pregonar a Cambiemos.