Cuando se habla por hablar, se hace agua

Cuando se habla por hablar, se hace agua

Carlos Javier Mac Allister ayer miércoles cumplió su último día como Secretario de Deportes de Nación y a partir de ahora empezará a abocarse de lleno a su campaña para intentar convertirse en el próximo gobernador de La Pampa, para lo cual ya empezó a tirar dardos hacia el PJ local.

El ex futbolista se refirió al reciente fallo de la Corte Suprema que obliga a Nación a devolver a La Pampa los fondos coparticipables que le fueron retenidos para financiar la AFIP desde el año 2002 y que significarían un total de $5.000 millones. “Tenemos hoy una Corte Suprema independiente y que no perjudica a La Pampa a la hora de tomar decisiones”, dijo el “Colo”, aunque en realidad el que perjudica a nuestra provincia con sus decisiones es el Gobierno Nacional, y la Corte sigue siendo tan dependiente como siempre porque el fallo no fue firmado ni por el presidente del máximo tribunal, Carlos Rosenkrantz, ni por Elena Highton de Nolasco, quienes ese mismo día estaban almorzando con Mauricio Macri, arreglando vaya a saberse qué cosa. Por otro lado, el ex diputado nacional del PRO también sostuvo que “se van acabando las excusas y es una gran oportunidad para el gobierno del PJ para hacer asfalto, cloacas, casas y fomentar la industria y el trabajo”. Se ve que no está muy enterado Mac Allister pero la política habitacional pampeana es un ejemplo a nivel nacional y si se vio afectada es porque Nación sólo destinó $60 millones en el Presupuesto por lo que La Pampa ahora implementa un Plan Provincial de Viviendas para no dejar de construir casas. Asimismo, fueron anunciadas más de 300 cuadras de asfalto para la ciudad de Santa Rosa que serán hechas con dinero provincial pero beneficiará a la gestión de un intendente que pertenece a la alianza macrista. Respecto a las cloacas, basta con recorrer las localidades pampeanas y comprobar que la mayoría posee un sistema acorde; y la industria y el trabajo siempre se intentan fomentar pero se dificulta ante la implementación de políticas nacionales que van en contra de las pymes y los trabajadores y obligan a cerrar emprendimientos todos los días. Por último, Mac Allister indicó que “es muy bueno que la Corte Suprema le devuelva a La Pampa durante este gobierno, lo que no hizo durante los gobiernos anteriores”. No habría que escupir para arriba porque Cambiemos tiene fama de incumplir, y no es sin razón, ya que la Corte también falló a favor de Santa Fé, Córdoba y San Luis y todavía siguen esperando hace tres años que el Gobierno Nacional se digne a pagar lo que les debe. ¿La Pampa pasará a engrosar esa lista de espera?.