El pago al FMI es una prioridad de Estado

El pago al FMI es una prioridad de Estado

Argentina destinará mayores recursos económicos al pago de intereses de la deuda externa que a planes de salud, educación, viviendas y obra pública.

En el 2019 la Argentina deberá devolver al FMI, en concepto de pago de intereses de deuda, un total de 1.400 millones de dólares, lo que significa que se destinará 4,5 veces más dinero a este rubro que al Plan de Vacunación. Si la comparación se hace con becas estudiantiles la plata invertida en achicar intereses será 5,6 veces más y si se toma como referencia la inversión en infraestructura y equipamiento educativo, la diferencia llega a 15 veces. Esta situación se va a dar debido al arreglo que hizo el Gobierno Nacional con el organismo internacional, por lo cual el año próximo la deuda externa representará un 60% del PBI argentino. Otro aspecto a considerar, además de la quita en recursos educativos, de salud, viviendas y obra pública, es que el gobierno que venga después de Cambiemos deberá renegociar la refinanciación de los créditos con los directivos del Fondo, debido a que Macri dejará una “pesada herencia” de 45 mil millones de dólares, según un cálculo de la Universidad Nacional de Avellaneda. Los macristas fueron muy avispados porque del total de 57.100 mil millones de dólares que acordaron con el FMI para que este les preste, la mayor parte del desembolso se va a hacer durante esta gestión, pero la mayoría de las devoluciones del crédito se harán después, cuando seguramente ya haya otro presidente. En el 2019 el organismo multilateral enviará 22,8 mil millones de dólares correspondientes a ese préstamo, pero los argetninos tendremos que pagan 1.419 millones en concepto de intereses. A partir del 2020-2021 la ecuación se invierte porque se empieza a pagar más de lo que entra: 5.900 millones llegarán al país y se pagarán 7.840 millones. En tanto que para el 2022 y 2023 ya no se registrarán desembolsos de dinero por parte del FMI, sin embargo el Estado nacional tendrá que abonar 22.306 millones de dólares el primer año y 23.475 millones el segundo, para saldar deudas de capital e intereses. “Con semejante volumen del préstamo, Argentina pasa a ser el principal deudor del FMI con el 27,9 por ciento de los créditos del Fondo, seguida por Grecia (16,0), Ucrania (14), Egipto (10,8) y Pakistán (8,1)”, demostró el informe de la casa de estudios de Avellaneda.