Las personas pobres padecen mayor infelicidad con su vida

Las personas pobres padecen mayor infelicidad con su vida

Un estudio de la Universidad Católica Argentina indagó sobre el efecto que tiene la situación económica personal en los individuos.

El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) llevó a cabo un relevamiento por medio del cual investigó sobre las consecuencias que produce el ser pobre, o no, en el estado anímico y psicológico de las personas adultas. El informe concluyó que el 38,1% de los indigentes experimenta una baja o nula satisfacción con su propia vida, mientras que, por el contrario, sólo un 14,9% de las personas que no tienen necesidades económicas se sienten mal con su situación psicológica o anímica. La diferencia también se da entre aquellos sectores vulnerables de la sociedad, donde un 36,9% afirmó ser “poco o nada feliz”, y el promedio, que indica que el 29% de la población opina de igual manera. Asimismo, un 34,2% de los pobres admitió sufrir un “malestar psicológico”, en tanto que solamente un 15,4% de la gente que no padece problemas de dinero reconoció atravesar un padecimiento parecido al nombrado. El estudio de la UCA se diferencia del INDEC en que indaga sobre los ingresos de las personas pero también sobre sus sentimientos y pensamientos respecto a eso, lo que permite un abordaje más integral de la problemática. En ese sentido, Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social, explicó que "la salud pública y las políticas destinadas a atender a los pobres no atienden este fenómeno de bienestar subjetivo".