Las indemnizaciones por despido y las ventas de casas empezarán a pagar Ganancias

Las indemnizaciones por despido y las ventas de casas empezarán a pagar Ganancias

Un decreto del Gobierno Nacional modificó la reglamentación del Impuesto a las Ganancias para aumentar la recaudación fiscal.

El presidente Mauricio Macri, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, firmaron un decreto por el cual determinaron que las indemnizaciones por despido del personal jerárquico de empresas públicas y privadas, y la renta por la venta de un inmueble comiencen a pagar Ganancias. Según fundamenta el documento publicado, el gravamen se aplicará a los empleados que durante el último año hayan ocupado “posiciones gerenciales que involucren la toma de decisiones o la ejecución de políticas y directivas” con remuneraciones brutas superiores actualmente a los 160.500 pesos mensuales. El fisco se quedaría con un 33% de la indemnización que cobre el despedido. Esta modificación fue votada en diciembre, cuando se aprobó la última reforma fiscal, pero recién ayer fue reglamentada mediante su publicación en el Boletín Oficial. En cuanto a la venta de inmuebles, la normativa indica que el Estado se quedará con el 15% de la diferencia entre valor de compra y venta, aunque no se aplicará sobre inmuebles casa-habitación, la cual quedó definida como la “vivienda única, familiar y de ocupación permanente del contribuyente”. La nueva medida pareciera ser que persigue el objetivo de aumentar la recaudación fiscal del Gobierno Nacional y así poder cumplir con las exigencias que impone el acuerdo con el FMI para el año próximo, entre ellas, alcanzar el déficit primario cero. Así Macri se aleja cada vez más de su promesa de campaña que decía que durante su gobierno “ningún trabajador iba a pagar Impuesto a las Ganancias”. Pues bien, según datos aportados públicamente por su propio Jefe de Gabinete, Marcos Peña, en 2015 existían 1.189.342 de personas que pagaban Ganancias, en el 2016 esa cifra se elevó a 1.643.686 y el año pasado siguió subiendo hasta 2.028.369. En conclusión, desde que Macri asumió la presidencia de la Nación, hay 839.027 de trabajadores más que pagan el Impuesto a las Ganancias.