Las ventas de automóviles registraron una caída histórica del 40%

Las ventas de automóviles registraron una caída histórica del 40%

El descenso en el sector automotriz comenzó en junio con una baja del 30%. Asimismo, un 50% de personas menos se inscribe en un plan de ahorro.

Las empresas automotrices están en su peor momento en lo que va de este 2018, pero también acaban de lograr un triste record sin precedentes al experimentar una caída del 40% en sus ventas durante el mes de octubre último. “En junio arrancamos con una caída del 30% y octubre se estima que terminó en vehículos livianos con caída de 40%. Son bajas del mercado abruptas de las que no hay antecedentes”, precisó Hernán Vázquez, titular del Grupo Volkswagen Argentina y presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). Del mismo modo, el empresario describió que las suscripciones para adquirir automóviles por medio de planes de ahorro cayeron un 50% en septiembre y las diferentes firmas ya estiman que cerrarán el año actual por debajo del nivel de ventas que tuvieron en el 2017. Por si fuera poco, se decidió la suspensión de la edición 2019 del “Salón del Automóvil”, un evento que tenía un costo de alrededor de 20 millones de dólares. La producción total del 2017 fue de 883.000 unidades, pero para fines de este 2018 las compañías calculan que esa cifra será solamente de 785.000 unidades. “Habíamos arrancado el año con buenas expectativas y tuvimos un marzo récord. Los cinco primeros meses del año fueron de crecimiento consecutivo y veíamos un mercado de más 950.000 unidades, pero ya en junio la entrada de pedidos empezó a caer, luego de las primeras turbulencias en el tipo de cambio”, indicó Vázquez. Adefa aglutina a las 12 automotrices que fabrican en Argentina y recientemente se reunieron con el Ministro de la Producción de Nación, Dante Sica, para hacerle una serie de propuestas para el mejoramiento del sector. La asociación plantea que las medidas implementadas por el Gobierno Nacional de reducir el reintegro a las exportaciones de automóviles y las retenciones a las exportaciones de $3 por cada dólar significan una pérdida de 500 millones de dólares para las firmas automotrices entre 2019 y 2020. Vázquez expresó que las ideas que le acercaron a Sica fueron recibidas de manera “cautelosa” y recordó que “muchas automotrices hemos respaldado al gobierno” y eso “es un compromiso muy alto que merece reconocerse”. Por último, afirmó que las inversiones del sector que ya están encaminadas “no están en duda, pero las medidas no ayudan, las compañías buscan certidumbre”. También adelantó que los precios de los vehículos aumentaron por encima de la inflación debido a la devaluación y que para tratar de repuntar las ventas se ofrecen promociones y bonificaciones pero estos beneficios se acabaran el año próximo “cuando se dejen de ver números de caída a partir de junio”.