Las presiones del campo sobre Cambiemos dieron efecto

Las presiones del campo sobre Cambiemos dieron efecto

El Gobierno Nacional admitió que intentará que sus representantes en el Congreso bajen la presión tributaria sobre el sector agropecuario, luego de las quejas del campo.

El Ministro de Hacienda y Finanzas de la Nación, Nicolás Dujovne, presentó hoy el informe fiscal de septiembre y anunció que se buscarán alternativas para que los grandes terratenientes paguen menos impuestos. "Es nuestra intención no elevar la presión tributaria para el campo con los cambios que se están realizando en el impuesto a los Bienes Personales. Por eso estamos trabajando con los representantes del oficialismo en el Congreso", expresó el funcionario. El Gobierno Nacional negocia una addenda al Pacto Fiscal con los gobernadores en la cual se incluyó un revalúo de Ganancias y una modificación en el impuesto a los Bienes Personales sobre los inmuebles de personas físicas. La medida afectaba a 400 mil propietarios de inmuebles rurales que vieron aumentada la carga impositiva, tras lo cual diversas agrupaciones agropecuarias que representan al sector agropecuario, como Confederaciones Rurales Argentinas, Sociedad Rural, Federación Agraria, Coninagro, Carbap, salieron a criticar la decisión y amenazaron con hacer protestas y plantearon un “horizonte de conflicto”. Las presiones dieron efecto y ahora Cambiemos salió a tratar de calmar los ánimos prometiendo que atenderán a sus deseos. "Estamos trabajando junto con el Legislativo para intentar que los cambios en Bienes Personales impacten en el campo lo menos posible, si es posible manteniendo la misma presión impositiva que tenían hasta ahora. Argentina tiene que seguir bajando sus impuestos", reiteró Dujovne. Por más que un gran sector del campo fue el principal beneficiado por la devaluación que hizo el Gobierno Nacional y por las nuevas retenciones ficticias que implementó, ya que se aplicó una retención fija de 4 pesos por dólar a las exportaciones lo cual se irá pagando solo debido al aumento de la inflación y de la divisa estadounidense; salieron a reclamar para que el ajuste siga recayendo sobre los trabajadores.