Carzoglio reforzó su postura de seguir al frente del caso Pablo Moyano

Carzoglio reforzó su postura de seguir al frente del caso Pablo Moyano

El juez explicó que la petición de detención sobre el hijo del líder de Camioneros “era endeble y carecía de elementos”.

El juez de Garantías, Luis Carzoglio, habló con la prensa hoy viernes por la mañana y reforzó el mensaje dado por él mismo el pasado martes respecto a su papel en el pedido de detención que pesaba sobre Pablo Moyano y volvió a denunciar la operación mediática-judicial que hicieron en su contra. “No voy a juzgar al Procurador, sólo hablo de la Procuración en general, porque eso es un mundo. Jamás recibí un llamado de ningún funcionario del gobierno nacional. Conte Grand me conoce mucho y bien. Pedí reuniones con él y le trasmití la preocupación de la gente de Avellaneda respecto de la tarea del Ministerio Público Fiscal. Siempre hice aportes positivos porque tenemos que apostar a mejorar sea quien sea gobierno”, sostuvo en una entrevista con Radio 10. Reiteró que el expediente con la resolución que había tomado respecto a la situación de Moyano salió del juzgado a las 15:30 y a las 16 hs ya era de público conocimiento, lo que para él esa filtración “es una manera de presión”. Por otro lado, defendió su postura en relación al pedido de detención que hizo el fiscal Scalera sobre el vicepresidente del club Independiente donde lo acusa de formar una asociación ilícita con la barra brava de la institución deportiva de Avellaneda. “La petición del fiscal es muy endeble. Para detener a una persona tiene que haber indicios vehementes o motivos suficientes de que Moyano cometió el delito que se le achaca. No hay una sola comunicación en la que Pablo Moyano le esté dando instrucciones a la barra brava”, explicó Carzoglio. Del mismo modo, indicó que “llena de orgullo tener estas causas” porque “da la oportunidad de demostrar la imparcialidad de un juez” y afirmó que se manejará con ese proceder en “cualquier decisión que esté en mis manos”. Por último, el magistrado desestimó las solicitudes de jury contra su persona que empezaron a circular después de su decisión de no encarcelar a Pablo Moyano y de que saliera a denunciar las amenazas que recibió su esposa. “Son falsas”, dijo en referencia a las denuncias que intentan promover un juicio para apartarlo de su cargo y aseguró “estar tranquilo”. También negó que existan vinculaciones entre su hijo y la comisión directiva de Independiente. “Mi hijo no fue en una lista de Moyano sino segundo vocal suplente de la lista de (el ex presidente del club Javier) Cantero. En mi despacho no hay símbolos de Independiente y como juez actúo con imparcialidad”, concluyó.