Michetti cerró la causa del Correo Argentino que involucraba a la familia Macri

Michetti cerró la causa del Correo Argentino que involucraba a la familia Macri

La vicepresidenta rechazó una apelación de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas y así posibilitó que se deje de investigar el caso.

El pasado 4 de octubre, el Presidente Mauricio Macri se excusó de intervenir en el caso de la deuda que el Correo Argentino, administrado por su familia, mantiene con el Estado nacional. El mandatario alegó que existían “conflictos de intereses” y por eso decidió que las determinaciones del caso las tomara su vicepresidenta, Gabriela Michetti. Pues bien, Michetti acaba de decidir que no prosiga la investigación que busca analizar el papel de los ejecutores de la maniobra que intentó (e intenta actualmente) que el Estado nacional le perdone los $70.000 millones de deuda a el Correo Argentino, propiedad de los Macri. Lo que sucedió realmente, y que se conoció hoy martes por intermedio de un decreto publicado en el Boletín Oficial que lleva la firma de Michetti y el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, es que se rechazó una apelación presentada por Sergio Rodríguez, titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas. Cuando se conoció en febrero de 2017 la intención del presidente de perdonarle la deuda a su familia, Rodríguez solicitó a la Procuración del Tesoro que iniciara un sumario para investigar a los abogados que intervinieron en ese arreglo, de ambas partes. El procurador Carlos Balbin dio lugar a la investigación pero luego fue desplazado por Macri y nombró en su lugar a Bernardo Saravia Frías, quien cerró el sumario que había iniciado su predecesor en el cargo. Rodríguez apeló y entonces la decisión pasaba a quedar en manos de Macri, por lo cual éste se justificó en el reconocimiento de que existía conflicto de intereses (al contrario de lo que había negado en un principio) y dejó la causa en poder de Michetti, que la acaba de cerrar. Luego de este rechazo de la vicepresidenta de la Nación, al fiscal Rodríguez se le agotaron las vías administrativas y sólo le queda presentar un recurso de reconsideración. Él y la fiscala general del fuero Comercial, Gabriela Boquin, son los únicos funcionarios judiciales que luchan para que Macri no beneficie a su familia con el dinero de todos los argentinos.