Polémica entre Massa, las mineras y el campo

Polémica entre Massa, las mineras y el campo

Sergio Massa publicó un mensaje en Twitter que despertó la reacción de las empresas mineras y del sector agropecuario.

El fundador del Frente Renovador difundió un mensaje en su Twitter que decía: “la Argentina necesita con urgencia terminar con quienes saquean al país vendiendo productos primarios en lugar de generar empleo produciendo y exportando trabajo argentino”. Los terratenientes del campo fueron los primeros en hacer público su enojo porque entendieron que iba dirigido hacia ellos. “Tratar de saqueadores a quienes venden su producción primaria es claramente demostrativo del desconocimiento y la carga de prejuicios que algunos viejos dirigentes tienen sobre la actividad productiva del país”, sostuvo la Confederación de Rurales Argentinas. Por su parte, Carlos Achetoni, titular de la Federación Agraria Argentina, ironizó con que “habrá cambiado de significado en el diccionario el término saquear y los aportantes debemos haber pasado a ser los que Massa llama saqueadores”. Luego de la polémica, Massa dijo que el malentendido fue ocasionado por “la maquinaria de trolls del Gobierno” y aclaró que su publicación iba dirigida a las mineras que, según el ex diputado nacional, “saquean al país, se llevan nuestra riqueza sin valor agregado”. Tras esa aclaración, la polémica continuó ya que las propias mineras salieron a responderle y lo trataron de poseer “ignorancias supinas”. “Ningún sector es menos que otro cuando pensamos que estamos haciendo más grande a la Argentina”, manifestaron desde la Mesa de Productividad de San Juan, que integran la Cámara Minera, la Unión Industrial y la delegación de la Cámara Argentina de la Construcción de la provincia cuyana. El comunicado emitido por la entidad también defiende su actividad asegurando que “la industria minera, a lo largo y ancho del país, está orgullosa de su valor agregado, de sus empleos, de su gente, de su exportación de valor industrializado en la misma montaña, de sus desarrollos en zonas extremas del país, allí donde sólo hay pueblos recuperados por trabajadoras y trabajadores mineros en cada uno de sus proyectos. Allí donde los saqueadores de la mentira y la ignorancia nunca llegaron. Ni llegarán. Ese es el mayor repudio”.