Sigue cayendo el salario promedio de los argentinos

Sigue cayendo el salario promedio de los argentinos

Un estudio privado reveló que el ingreso de los trabajadores, medido en dólares, está por debajo de los salarios de los chilenos y los brasileros.

El último informe realizado por el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano concluyó que el salario promedio en dólares de los trabajadores argentinos ya alcanzó niveles más bajos que el de los brasileros y chilenos. "De acuerdo con el INDEC, el salario promedio del primer trimestre del año se ubicaba en $16.293. La variación promedio de salarios en el segundo trimestre fue de 5,14%. A ello se le sumó una variación similar para estimar la evolución en el tercer trimestre. Se obtuvo así un valor de $18.012 que, dividido por un tipo de cambio de $38,50, arroja un salario promedio en dólares de 468", detalló Víctor Beker, director del CENE, en el análisis. Asimismo, el economista comparó la posición de Argentina con los países de Europa y de América Latina y aseguró que en el viejo continente “ocupa una posición intermedia entre Bulgaria (US$537) y Bielorrusia (US$422)”, mientras que en este lado del mundo “se localiza cercana a Colombia (US$441), pero lejos de Chile (US$812) o Brasil (US$529)". "Si bien se suele recurrir a la Paridad de Poder Adquisitivo (PPA) para calcular la ubicación de la Argentina en el mundo en materia de salarios, ello se lleva a cabo cuando hay una fuerte divergencia entre los precios externos y los internos medidos en dólares. No parece ser hoy la situación, con el actual tipo de cambio, luego de la reciente devaluación", completó Beker. La pérdida del poder adquisitivo en Argentina se viene dando a niveles gigantes desde que asumió Mauricio Macri y se debe, especialmente, a las políticas económicas que implementó. No supo (o no quizo) controlar la inflación, no posibilita la discusión paritaria en la mayoría de los sectores (y cuando se da, los aumentos cierran por debajo del nivel de precios) y las medidas cambiarias aplicadas no han hecho más que devaluar la moneda argentina, por lo cual los trabajadores nacionales pasaron de tener el sueldo más alto de la región a tener uno de los más bajos.