“Vienen cuatro trimestres duros”

“Vienen cuatro trimestres duros”

Melconián expresó su opinión sobre las políticas económicas de Cambiemos, sus posibles consecuencias y la influencia del FMI en las decisiones de gobierno.

El ex presidente del Banco Nación, Carlos Melconián, habló sobre la actualidad económica del país en una conferencia organizada en la ciudad de Córdoba y criticó algunos aspectos de las políticas implementadas por Cambiemos. “Vienen cuatro trimestres duros”, consideró, y adelantó que todos los sectores sufrirán una “recesión” menos el agropecuario, al tiempo que alertó que “caída de salario implica caída de consumo” (actualmente el promedio de los salarios llevan acumulado una devaluación del 35% por la fuerte suba del dólar). Asimismo, el ex presidente del Banco Nación fue terminante al decir que “el programa de gobierno fracasó” y que el primer acuerdo del macrismo con el FMI “no generó los resultados esperados”. “El nuevo programa es exigente para poner plata, las medidas fiscales, monetarias y cambiarias son para que corrijas los 3.000 millones de dólares que compraba mi tía: para que escupan dólares. ¿El dólar a $40? Entiendo que está bien, pero que no se necesite a $50, si no hay que ir a heterogeneidades”, expresó, y detalló que esas “heterogeneidades” serían implementar nuevos impuestos. El economista también brindó su definición sobre lo que ocurrió luego del nuevo arreglo entre el FMI y el Gobierno Nacional. “Corranse que me hago cargo; esa es la historia del Fondo. El Ministro de Hacienda y el presidente del Banco Central toman mate y pasan una vez al día, a las 17, y mandan a Washington una planilla. No hay oposición, porque si no, es para hacerse un picnic; esa es la suerte con la que Macri compensa lo que recibió”, manifestó. En su discurso, Melconián afirmó que “no sabemos” qué va a pasar con el dólar en Argentina y definió a la política monetaria de Cambiemos como “sangrienta” y hecha para que “escupas los dólares”. “El presidente necesita quilombo en el gabinete. A la esperanza y al optimismo hay que acompañarlos. Simultáneo al esfuerzo fiscal del gasto es la recaudación; la recaudación tributaria tiene que estar en el 40%. El principal impulsor son las retenciones; el riesgo latente es una recesión”, advirtió.