El Gobierno Nacional reconoce que la deuda actual es más grave que la del 2001

El Gobierno Nacional reconoce que la deuda actual es más grave que la del 2001

Marcos Peña publicó el informe que defenderá hoy en la Cámara de Diputados y allí afirma que la deuda en el 2018 llegará casi a significar el 90% del PBI de Argentina.

El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, publicó en el sitio web de la Jefatura de ministros el informe que expondrá ante los diputados nacionales. "A pesar de la caída proyectada para la deuda expresada en dólares en 2018, medida en porcentaje del PBI proyectamos un incremento de 29,9 puntos (de 57,1% a 87,0% del PBI)", estipula el trabajo. Es decir que la deuda que Cambiemos contrajo, sólo en este 2018, ya representa casi el 90% de la producción total de Argentina en un año. Para caer en cuenta de la gravedad de esta situación, se puede comparar con el año 2001 cuando nuestro país entró en default y estalló una gran crisis social y económica: en esa época, la deuda representaba el 54% del PBI. Asimismo, Peña justifica diciendo que "estos aumentos se deben esencialmente al incremento del tipo de cambio registrado este año”, los cuales, según el propio funcionario, “está en niveles elevados en términos históricos". Los pronósticos sobre el 2019 que hace uno de las personas preferidas de Macri dentro de Cambiemos, apuntan a que se produzca una reducción “de la deuda como porcentaje del PBI” gracias a “el cumplimiento de las metas fiscales y una mayor estabilidad proyectada del tipo de cambio”. “Luego del aumento de la deuda neta en 2018 debido al movimiento pronunciado del tipo de cambio, con la convergencia al equilibrio fiscal en 2019 y el superávit fiscal a partir de 2020, la deuda neta en términos del PBI comenzaría a descender y se situaría en torno a 46% del PBI en 2019, convergiendo a un valor alrededor de 39% del PBI hacia 2023. En tanto, el pago de intereses alcanzaría un máximo de 3,2% del PBI en 2019 disminuyendo en adelante", estima Peña, algo que suena muy difícil de volverse realidad teniendo en cuenta la actualidad y los innumerables pronósticos errados por el Gobierno Nacional desde que asumió.